Mientras que el gobierno chino pregona que su economía se encuentra mejor de lo que se esperaba hasta el momento este año, las previsiones apuntan a una ralentización de 6.6% en 2016 y un debilitamiento aún mayor, 6.5%, para el próximo año.

De acuerdo con un sondeo de Reuters a 59 economistas, el freno al crecimiento de la segunda mayor economía del planeta se acentúa a pesar de que el gobierno mantiene las medidas de apoyo para evitar una desaceleración más pronunciada.

La proyección mediana de dicha encuesta fue un poco mejor que en un mismo ejercicio realizado en julio, cuando los analistas pronosticaron una expansión de un 6.5% en 2016 y de un 6.3% en 2017. Además de que en la encuesta más reciente, la previsión de crecimiento más alta para este año fue de 6.8% y la más baja de 6.3%.

El sondeo también mostró que el crecimiento económico chino podría desacelerarse a 6.6% en el cuarto trimestre del 2016, desde un 6.7% previsto en el tercer trimestre.

Lee también: Imponen aranceles a utensilios chinos de cocina

Será el miércoles 19 de octubre cuando la Oficina Nacional de Estadísticas de China publique los datos del Producto Interno Bruto (PIB) correspondientes al tercer trimestre del año, en un momento en que la su economía enfrenta presión a la baja ante la escasa demanda mundial que ha golpeado a sus exportaciones y una fuerte carga de endeudamiento.

El mes pasado, la Organización Mundial de Comercio (OMC) recortó su pronóstico para el crecimiento del comercio mundial en más de un tercio a un 1.7% en 2016, lo que reflejaría una desaceleración en China y la caída en los niveles de importación de Estados Unidos.

El primer ministro chino Li Keqiang ha señalado que la economía china está mejor de lo que se esperaba en el tercer trimestre de este año, que no sólo continuó con la tendencia alcista registrada en la primera mitad del año, sino que también ha presentado ciertos cambios positivos.

Aseguró que el país tiene la capacidad para mantener un crecimiento de media a alta velocidad y agregó que los riesgos de la deuda son controlables, ya que la proporción de deuda gubernamental es relativamente baja entre las principales economías del mundo y la deuda de los gobiernos locales son principalmente inversiones con retornos.

 

Siguientes artículos

#LordTaxi vs. Uber: la batalla por el futuro del transporte
Por

El mundo está en el umbral de una auténtica revolución en el mundo del transporte. Los autos y camiones autónomos –que n...