El Primer Ministro de China, Li Qiang, aprovechó su discurso en una reunión del Foro Económico Mundial (FMI) en Dalian para responder a las acusaciones de Estados Unidos y la Unión Europea (UE) de que las empresas chinas se benefician de subsidios injustos y están a punto de inundar sus mercados con tecnologías verdes baratas.

Los comentarios de Li se producen mientras China y la UE se preparan para albergar conversaciones técnicas sobre la planeada imposición de aranceles a los vehículos eléctricos fabricados en China importados al bloque de 27 miembros y después de que Estados Unidos revelara fuertes aumentos arancelarios sobre una serie de vehículos eléctricos chinos e importaciones, incluidas baterías para estos vehículos.

“La producción china de vehículos eléctricos avanzados, baterías de iones de litio y productos fotovoltaicos, entre otros, satisfizo primero nuestra demanda interna, pero también enriquece la oferta global”, dijo Li en sus comentarios de apertura este martes en la ciudad del noreste de China.

“El rápido ascenso de las nuevas industrias de China tiene sus raíces en nuestras ventajas comparativas únicas”, añadió Li.

La política comercial de Bruselas se ha vuelto cada vez más protectora y alineada con la de Washington por la preocupación de que el modelo de desarrollo centrado en la producción de China pueda verse inundado de productos baratos a medida que las empresas chinas buscan aumentar las exportaciones en medio de una débil demanda interna.

Lee más: China pide a Europa descartar aranceles para vehículos eléctricos hasta próximo acuerdo

China asegura que el país pensó primero en invertir en tecnologías verdes

Beijing advirtió a Bruselas que corre el riesgo de abrir un nuevo frente en la guerra comercial de Occidente con Beijing, que comenzó con los aranceles de importación iniciales de Washington en 2018, y abrió una investigación antidumping sobre las importaciones de carne de cerdo de la UE tras la decisión arancelaria.

“El continuo surgimiento de economías de escala puede diluir efectivamente los costos de innovación de las empresas… que es la verdadera fuente de la creciente competitividad de las nuevas industrias de China”, dijo Li.

China sostiene que simplemente decidió invertir antes en tecnologías verdes y que las acciones de Occidente están injustificadas.

“China realmente ha logrado avances en la producción de estos automóviles a bajo costo… por lo que es una lección para nosotros tratar de actuar juntos y ser mejores en eso”, dijo Benoit Boulet, profesor de ingeniería eléctrica e informática en la Universidad McGill al margen de la cumbre.

“Al principio se ve como una amenaza, pero eventualmente los autos chinos llegarán a América del Norte”.

China y los analistas rechazaron sistemáticamente las acusaciones de que tiene un problema de exceso de capacidad o de que sus empresas se benefician de subsidios injustos, afirmando que a medida que la economía de 18.6 billones de dólares se recupere, la oferta satisfará mejor la demanda.

Li dijo a los delegados que “el rápido crecimiento de nuevas industrias y nuevas fuerzas impulsoras ha apoyado y sostenido firmemente el desarrollo saludable de la economía de China”.

“Desde principios de este año, la economía de China ha mantenido una tendencia ascendente… y se espera que continúe mejorando de manera constante durante el segundo trimestre”, dijo Li.

“Tenemos confianza y somos capaces de alcanzar el objetivo de crecimiento económico para todo el año de alrededor del 5%”, añadió.

Con información de Reuters

Poco texto y gran información en nuestro X, ¡síguenos!  

 

Siguientes artículos

Assange AMLO
Assange, fundador de WikiLeaks, sale de prisión tras acuerdo con EU
Por

El Tribunal Superior de Londres concede la libertad bajo fianza y el programador australiano es liberado en el aeropuert...