China no está dispuesta a caer en el juego del presidente estadounidense Donald Trump y este viernes aseguró que no se involucrará en una “guerra comercial”, luego de que el republicano le acusara de devaluar al yuan para obtener ventajas comerciales.

“China no ha utilizado y no utilizará nunca una guerra cambiaria para buscar ventaja o elevar la competitividad en el comercio. (…) No tengo intención de luchar una guerra comercial. Desde la perspectiva de largo plazo esto no nos beneficia “, dijo portavoz del Ministerio de Relaciones Exteriores en Pekín, Lu Kang, en una rueda de prensa.

De acuerdo con las declaraciones retomadas por Reuters, ésta es la respuesta a Trump, quien el martes pasado acusó a Japón y a China –ambos socios comerciales de Estados Unidos– de devaluar de manera deliberada sus monedas para perjudicar a las empresas y consumidores norteamericanos.

Te puede interesar: ¿EU está listo para una guerra por Trump?, cuestiona Krugman

PUBLICIDAD

El funcionario del gobierno chino dijo que los problemas comerciales entre ambas naciones deberían resolverse mediante negociaciones.

Por su parte, el miércoles las autoridades japonesas aseguraron que están cumpliendo con un acuerdo alcanzado entre naciones del G-20 que pide evitar las devaluaciones de divisas por razones de competencia.

Cabe recordar que durante su campaña electoral, Trump también amenazó con aplicar tarifas punitivas contra China a fin de reducir el déficit comercial de EU; ahora, una declaración formal sobre esta acusación podría proveer el mecanismo para tomar la medida.

Lee también: Compañías de China llegan de manera silenciosa a México

 

Siguientes artículos

Crear hoy el futuro del trabajo
Por

La burocracia de los corporativos sofoca la innovación, por ello es crucial rediseñar el trabajo y recapacitar al talent...