México toma una buena decisión al afianzar sus relaciones comerciales con China, dado que este país es hoy una de las principales potencias económicas del mundo, y que podría abrir las puertas a un mayor financiamiento.

 

Durante esta semana el Presidente de China Xi Jinping visitará México, donde se reunirá con su homólogo mexicano el Presidente Enrique Peña Nieto. Ambos mandatarios tuvieron una reunión previa el 6 de abril del presente año en China, donde se alcanzaron acuerdos importantes en rubros relacionados con relaciones bilaterales y de temas energéticos. Durante esta visita de Xi Junping a México se tienen algunas prioridades, todas ellas importantes, entre las que destacan: reducir el déficit comercial (de acuerdo a fuentes públicas, en 2011, existieron 52,248 millones de dólares de importaciones chinas y 5,965 millones en exportaciones mexicanas) y la participación de China en el financiamiento y desarrollo de infraestructura en México.

De acuerdo a Dang Dai, primera revista de intercambio cultural Argentina-China, “durante las recientes 3as. Jornadas de Relaciones Internacionales de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales (FLACSO), el economista y periodista Julio Sevares presentó una ponencia sobre El sistema bancario chino como instrumento de política económica: crecimiento interno y expansión internacional.

PUBLICIDAD

Sevares analiza el perfil del sector bancario en la República Popular y, respecto de sus vínculos con América Latina, informa que en 2005/11 los créditos sumaron 75,000 millones de dólares, 82% de los cuales fueron otorgados por el China Development Bank, 12% por el China Export- Import Bank y 6% por el Industrial and Commercial Bank of China. “La expansión de China es una gran oportunidad para la Argentina y para America Latina, porque implica la ampliación de un mercado gigantesco…”

Para dimensionar el tamaño del Banco Industrial y de Comercio de China (ICBC), de acuerdo a su portal de Internet, a finales de 2011, tenía 408,859 empleados en su nómina, ofrece una amplia gama de productos y servicios  financieros a 4.11 millones de clientes corporativos y 282 millones de clientes individuales a través de 16,648 oficinas en China, 239 subsidiarias fuera de China y una red global de más de 1,669 bancos corresponsales, así como banca por Internet, telefónica y de autoservicio. ICBC ha establecido fuerte presencia a través de su operación de banca comercial y rápida expansión de los mercados a nivel mundial.

Por lo que respecta al financiamiento y desarrollo de infraestructura mexicana por parte de China, un tema que desconozco si sea parte de la agenda entre ambos presidentes durante la visita de Junping durante la presente semana a México, es la conveniencia de la presencia del sector financiero chino en México, situación que entre otras ventajas ayudaría a diversificar el mercado teniendo en nuestro país, de ser el caso, al que de acuerdo a fuentes públicas es catalogado como el banco más rentable y el más grande en el mundo por su capitalización de mercado, el ICBC.

Tanto los gobiernos de China como México han realizado importantes esfuerzos en la prevención y combate al lavado de dinero en sus respectivos países. De acuerdo a un artículo publicado por Koh Gui Qing, el banco central de China emitió sus nuevas reglas antilavado de dinero para instituciones financieras el pasado mes de diciembre, requiriendo que cataloguen el riesgo que representan sus clientes del 1 al 5 basados, entre otros factores, en su ubicación y la naturaleza de sus negocios, incluyendo sus niveles de transparencia. Las reglas tendrán que ser implementadas en diciembre de 2015. Por su parte, México ha emitido, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, diversas disposiciones de carácter general que cubren a todas las entidades del sistema financiero nacional en lo referente a la prevención, detección y reporte de operaciones con recursos de procedencia ilícita, y su Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita entrará en vigor durante el mes de julio de 2013.

Sin duda, la visita del Presidente de China, Xi Jinping, arrojará resultados muy importantes para ambos países. Siempre es importante diversificar las relaciones comerciales internacionales, por lo que considero que México, al afianzar lazos con una de las principales potencias económicas mundiales, toma una excelente decisión. Bien lo decía Benjamín Franklin: “Ninguna nación fue arruinada jamás por el comercio”. En el caso de México y América latina, China representa una opción muy interesante para el fortalecimiento de sus economías. ¿Lo ve así, estimado lector?

 

 

Contacto:

www.garciagibson-consultores.com

[email protected]

www.twitter.com/garciagibson

 

Siguientes artículos

¿Qué hay detrás del encanto de los Yates de lujo?
Por

Un yate es más que una adquisición que sólo unos pocos pueden realizar, es sinónimo de poder y un estilo de vida tanto e...