El ministro de Comercio de China, Wang Wentao, pidió a Estados Unidos que defina “con precisión” su concepto de seguridad nacional y que evite “politizarlo e instrumentalizarlo” para restringir sus inversiones y el comercio con empresas chinas.

Wang, que se reunió el lunes con el líder de la mayoría demócrata en el Senado estadounidense, Chuck Schumer, mostró durante el encuentro su preocupación por lo que considera “restricciones” estadounidenses al comercio, recoge la cartera en un comunicado.

Aunque Wang considera que las conversaciones fueron “racionales y pragmáticas”, incidió en que “China espera que EU defina con precisión lo que entiende por seguridad nacional” y “evite sobredimensionar, politizar e instrumentalizar este concepto”.

En concreto, el ministro expresó su preocupación por cuestiones como los controles estadounidenses a la exportación y las restricciones a la inversión en China, las sanciones a empresas nacionales chinas, las restricciones a los intercambios bilaterales de personal y el trato a las empresas que invierten en EU.

El titular de comercio también enfatizó que “China no rehuye la competencia” y que está dispuesto a trabajar con EU para “crear un entorno empresarial favorable que impulse el comercio bilateral”.

Antes de que la delegación encabezada por Schumer partiera hacia China, el Departamento de Comercio estadounidense añadió 42 empresas chinas más a su lista negra de exportaciones, acusando a dichas compañías de ofrecer apoyo técnico a la invasión rusa de Ucrania. 

Pekín condenó la medida, calificándola de “un acto de coerción económica e intimidación unilateral”.

Más contexto: FMI avisa a EU y China del daño que generan sus mutuas restricciones comerciales

China discute restricciones comerciales con EU

En agosto de este año, una orden ejecutiva del presidente estadounidense, Joe Biden, prohibió a las compañías estadounidenses de capital de riesgo invertir en tres sectores clave de la economía china: semiconductores, computación cuántica e inteligencia artificial.

Por su parte, Schumer pidió ayer a los líderes chinos “prácticas comerciales justas” y “reciprocidad” para reencauzar las relaciones entre ambos países.

Schumer, que encabezó la primera delegación de senadores de EU que visita China en cuatro años, aseguró que “Pekín ha aumentado considerablemente sus barreras comerciales en las últimas décadas, lo que ha restringido la capacidad de las empresas estadounidenses para competir de manera justa en el país asiático”.

Agregó que EU quiere que China aborde asuntos como “las transferencias de tecnología, el robo de propiedad intelectual o la intimidación a las empresas estadounidenses en China”.

No obstante, defendió que Washington debe “priorizar” su seguridad nacional mediante la “protección” de su tecnología: “No buscamos ninguna confrontación, pero debemos defender nuestros valores”.

El viaje de la delegación mantuvo la tónica de los últimos meses, en las que han sucedido las visitas a China de altos funcionarios de EU en un intento de reencauzar las relaciones entre las dos potencias, muy deterioradas en la actualidad.

En lo que va de año han pasado por Pekín el secretario de Estado, Antony Blinken; las del Tesoro y Comercio, Janet Yellen y Gina Raimondo, y el enviado especial de EU para el Cambio Climático, John Kerry.

Con información de EFE

Las noticias en imágenes; síguenos en nuestro Instagram

 

Siguientes artículos

crisis-inmobiliaria-FMI
FMI advierte que una crisis inmobiliaria podría impactar la estabilidad financiera
Por

En un informe presentando en la Asamblea Anual del FMI y el Banco Mundial se reconoce que el sistema bancario se redijo...