Ante la creciente tensión en la península coreana, el presidente chino Xi Jinping sostuvo una conservación telefónica con su homólogo estadounidense, Donald Trump, a quien le solicitó priorizar una resolución pacífica.

La llamada entre los mandatarios se da en momento en que un portaaviones estadounidense se dirige hacia dicha región, como medida preventiva por las preocupaciones de que Corea del Norte podría llevar a cabo un sexto ensayo nuclear o más lanzamientos de misiles, lo que podría generar medidas unilaterales de Estados Unidos para resolver el problema.

Asimismo, recientemente un influyente periódico chino advirtió que la península coreana se encuentra lo más cerca que ha estado de un “choque militar” desde la primera prueba nuclear norcoreana en el 2006.

Xi aseguró que China “está comprometida con el objetivo de desnuclearización de la península, salvaguardar la paz y estabilidad en la península y promueve la resolución de los problemas a través de medios pacíficos”, de acuerdo con el reporte de la emisora ​​estatal china CCTV.

PUBLICIDAD

“China está dispuesta a mantener una estrecha comunicación y coordinación con la parte estadounidense”, reiteró Xi.

Puedes leer: Norcorea se está comportando muy mal, dice Trump

El mandatario estadounidense ordenó al portaaviones USS Carl Vinson dirigirse a esa península en un intento por desalentar las ambiciones nucleares y de misiles de Corea del Norte, ante el desafío de las resoluciones y sanciones de Naciones Unidas por continuar con su programa en esta materia.

La conversación entre Xi y Trump se da también después de que hace unos días sostuvieron su primera reunión cara a cara en Florida, y en las que el tema de Norcorea fue un tema clave ante la postura retadora de Pyongyang con sus pruebas balísticas.

Trump ha exhortado en reiteradas ocasiones a China a adoptar una postura más activa para convencer a su aliada Corea del Norte de frenar su polémico programa nuclear.

El presidente estadounidense había advertido antes en Twitter que Pyongyang estaba “buscando problemas” y que Estados Unidos “resolvería el problema” con o sin la ayuda de Pekín, lo que ha sido interpretado como una posibilidad de que su gobierno adopte medidas unilaterales para enfrentar esta situación.

El secretario de Estado de EU, Rex Tillerson, instó hace un mes, durante una visita a Corea del Sur, de manera enérgica a Norcorea a abandonar sus programas nuclear y de misiles, incluso señaló que no se descarta una eventual acción militar en la región ante la creciente tensión, luego de que Pyongyan realizó dos ensayos nucleares y una serie de lanzamientos de misiles desde principios del año pasado.

Esto luego de que la semana pasada Estados Unidos decidió actuar en otro conflicto, el de Siria. El gobierno de Trump ordenó una intervención militar en contra de una base aérea siria, tras considerar que el gobierno de Bashar al-Assad es el responsable de un ataque con armas químicas en contra de civiles.

Te puede interesar: Siria: la ‘caja china’ de Trump

 

Siguientes artículos

Enel inicia operaciones de su nueva planta solar en Panamá
Por

La capacidad de la nueva planta equivale a las necesidades anuales del consumo de energía de alrededor de 33,000 hogares...