China se comprometió a comprar un «monto sustancial» de bienes y servicios agrícolas, energéticos y manufactureros de Estados Unidos, informó este miércoles la oficina del representante comercial de Washington tras el cierre de una ronda de negociaciones entre las dos economías más grandes del mundo.

En una declaración que entregó pocos detalles sobre asuntos específicos, la representación comercial dijo que ambas partes discutieron maneras de lograr equilibrio, justicia y reciprocidad en las relaciones entre las dos naciones.

Funcionarios de China y Estados Unidos también discutieron sobre protecciones a la propiedad intelectual y la necesidad de buscar un acuerdo que permita resolver la disputa comercial «para proveer una implementación plena sujeta a los mecanismos de verificación vigentes», apuntó la oficina estadounidense.

Las conversaciones comerciales entre China y Estados Unidos concluyeron hoy en Pekín, luego de tres días consecutivos de intensas negociaciones, informó a su vez el portavoz de la Cancillería del país asiático, Lu Kang, en su conferencia de prensa diaria con medios nacionales y extranjeros.

El funcionario destacó que las conversaciones estaban programadas para celebrarse el lunes y martes pero fueron prolongadas hasta este miércoles para lograr mejores resultados, reportó la agencia de noticias Xinhua.

«Las conversaciones prolongadas muestran el compromiso que ambas partes han puesto en las negociaciones comerciales. Si se obtienen buenos resultados de las negociaciones comerciales entre los dos países, no solo beneficiarán a China y Estados Unidos, sino que también serán una buena noticia para la economía mundial», dijo Lu.

Por su parte, Ted McKinney, subsecretario estadunidense para Comercio y Asuntos Agrícolas dijo que había sido una ronda positiva para su país, sin dar más detalles, señaló la versión electrónica del South China Morning Post.

La delegación estadounidense estuvo encabezada por el representante comercial Jeffrey Gerrish, y altos funcionarios de los Departamentos de Agricultura, Comercio, Energía y del Tesoro de Estados Unidos.

El 1 de diciembre pasado, los presidentes de China, Xi Jinping, y su homólogo estadunidense, Donald Trump, alcanzaron una tregua en su guerra comercial, suspendieron por 90 días la aplicación mutua de aranceles a sus productos y lograron un consenso para resolver sus diferencias a través del diálogo.

El viernes pasado, los viceministros de comercio de ambos países acordaron implementar el consenso alcanzado entre Xi y Trump al termino de Cumbre del Grupo de los 20 (G20) en Argentina en diciembre e iniciar conversaciones positivas y constructivas.

Con información de Reuters y Notimex

 

Siguientes artículos

Pemex y SHCP buscarán mejorar relación con inversionistas en Nueva York
Por

Pemex buscará comunicar a las entidades internacionales las medidas con las cuales pretende mejorar su rentabilidad.