Las exportaciones subieron un 14.5% en julio respecto al mismo mes del año anterior, a su ritmo más acelerado en 15 meses.

 

Reuters

PEKÍN  – Unas fuertes exportaciones de China llevaron a su superávit comercial a un récord en julio, avivando el optimismo de que la demanda mundial ayudará a la contrarrestar la presión sobre la economía nacional por un sector inmobiliario debilitado.

PUBLICIDAD

Mientras que la manufactura parece haber repuntado en la segunda economía más grande del mundo, la inesperada debilidad en el sector de servicios reportada esta semana renovó las preocupaciones sobre las perspectivas de crecimiento.

El débil mercado de la vivienda sigue siendo el mayor riesgo de China, representando un lastre para la economía en general y la confianza de los inversionstas.

La recuperación de la demanda mundial podría no ser suficiente para impulsar a la economía interna, lo que sugiere que las políticas de apoyo probablemente continuarán para mantener el crecimiento económico bien encaminado, según los analistas.

Las exportaciones subieron un 14.5% en julio respecto al mismo mes del año anterior, a su ritmo más acelerado en 15 meses, dijo el viernes la Administración General de Aduanas. La lectura duplicó el 7.2% de junio y superó de lejos las expectativas del mercado.

Las exportaciones fueron más fuertes que lo esperado, incluso después de considerar los datos de exportación inflados a principios del 2013, cuando las empresas falsificaron facturas para sortear los límites a la importación de capital.

Algunos analistas atribuyeron el repunte de las exportaciones a retrasos en los envíos ​​provocados por una reciente volatilidad en el yuan que podría no repetirse.

Mientras tanto, las importaciones cayeron un 1.6% frente a un aumento del 5.5% en junio, lo que dejó al país con un superávit comercial récord de 47,300 millones de dólares en el mes.

“Los datos (de exportación) sugieren una fuerte demanda externa y menos necesidad de una moneda débil”, dijo Dariusz Kowalczyk, economista de Credit Agricole CIB en Hong Kong.

“Sin embargo, las importaciones se contrajeron un 1.6% año en una tasa interanual, lo que revela una demanda interna débil y una presión a la baja sobre el crecimiento. Los funcionarios probablemente harán más para apoyar a la economía nacional”, agregó.

Un sondeo de Reuters había pronosticado un alza del 7.5% en las exportaciones, un aumento del 3% en las importaciones y un superávit comercial de 27,000 millones de dólares.

 

Siguientes artículos

Importaciones de Alemania se disparan
Por

Datos de la Oficina Federal de Estadísticas mostraron que las importaciones desestacionalizadas aumentaron en un 4.5% en...