Se prevé que los parlamentarios chipriotas rechacen el impuesto sobre depósitos; el  gobierno plantea exentar a ahorradores con menos de 20,000 euros para aprobar la medida.

Reuters

Después de la turbulencia que pasaron ayer los mercados de Europa y Estados Unidos tras conocerse el plan de rescate para Chipre, que incluye un impuesto sobre los depósitos bancarios, el Parlamento prevé rechazar esta medida, lo que bloquearía la ayuda de la Troika de 10,000 millones de euros (mde).

Sin la ayuda, el sistema financiero de uno de los países más pequeños de la zona euro colapsaría y se extendería el nerviosismo en los demás países, que podrían retirar sus depósitos. El fin de semana pasado, los chipriotas vaciaron los cajeros automáticos tratando de salvar parte de sus ahorros del impuesto anunciado, de 6.75% a los depósitos menores a 100,000 euros y de 9.9% a los superiores a esta cantidad.

PUBLICIDAD

Sorprendidos por las reacciones y temiendo el rechazo del Parlamento chipriota, los ministros de Finanzas de la zona euro urgieron el lunes a Nicosia a evitar gravar las cuentas con menos de 100,000 euros – que tenían garantizados los depósitos según la legislación europea – y a obtener los 5,800 mde que le exigen con un impuesto más elevado a las cuentas más altas.

Pero solamente tomaron parte de esta recomendación. El proyecto de ley del gobierno pretende exentar del impuesto a los ahorradores con menos de 20,000 euros y mantuvo la tasa a los 100,000 euros en 9.9%, por lo que obtendrían una cantidad menor a la exigida.

Igualmente, es poco probable que la propuesta reciba el visto bueno del Parlamento de 56 diputados, en el que ningún partido tiene mayoría, y ni siquiera estaba claro que fuera a celebrarse una votación si los dirigentes políticos estaban seguros de que se iba a rechazar.

“Parece que no se va a aprobar”, dijo el portavoz del Gobierno chipriota Christos Stylianides, en la radio estatal.

Por su parte, el Fondo Monetario Internacional (FMI) apoyó que se trate de dejar fuera a los ahorradores más pequeños, pero la directora gerente del organismo, Christine Lagarde, recordó en conferencia de prensa que esto siempre tiene que ser dentro del acuerdo de los 5,800 mde que debe recaudar Nicosia.

Mientras que el enviado ruso a la Unión Europea, Vladimir Chizhov, dijo que esta medida es como una “expropiación forzosa” y ponía en riesgo el sistema bancario de Chipre.

“Cuando abran los bancos, la gente se amontonará para extraer sus depósitos y luego todo el sistema bancario colapsará”, advirtió el enviado ruso en videoconferencia.

 

 

Siguientes artículos

Se busca emprendedor, jugosa recompensa
Por

  El sueño de todo promotor de una nueva empresa es contar con recursos para dedicarse al 100% a su negocio, Ashoka...