Ahora los mercados señalan a Eslovenia como el siguiente en la fila de rescates. En Chipre,  los ahorradores aguardaron por la reapertura de los bancos para tener acceso a sus depósitos, su bolsa permanecerá cerrada.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

Los chipriotas hacían fila en los bancos que reabrieron sus puertas el jueves, pero no se presentaron señales de alguna fuga de depósitos como la que se temía luego de que el Gobierno se vio obligado a aceptar un estricto paquete de rescate de la Unión Europea.

Los bancos estuvieron cerrados por casi dos semanas después de que el Gobierno negoció un paquete de rescate de 10,000 millones de euros (unos 13,000 millones de dólares), el primero en el bloque de la moneda única que impone pérdidas a los depositantes bancarios.

Los empleados bancarios se presentaron a trabajar temprano al tiempo que el dinero en efectivo era entregado por camiones blindados. En algunas sucursales de la capital se formaban filas de al menos una decena de personas, bajo la mirada de guardias de seguridad.

Las puertas abrieron al mediodía (1000 GMT), pero inicialmente al menos no había una fuga visible de los bancos, como se había temido.

Mucho dinero ya fue movido electrónicamente. Cifras publicadas el jueves por el Banco Central de Chipre mostraron que los ahorristas de otras naciones de la zona euro sacaron el 18% de sus depósitos de la golpeada isla en febrero, mientras crecían las versiones sobre un impuesto a las cuentas de bancos.

En total, los depósitos del sector bancario privado en Chipre cayeron un 2,2% a 46,400 millones de euros el mes pasado, tras una pérdida similar en enero.

Con apenas 860,000 habitantes, Chipre cuenta con cerca de 68,000 millones de euros en sus bancos – un sistema financiero descomunal que atrajo a los depósitos de los extranjeros, especialmente Rusia, como un paraíso offshore, pero que zozobró tras los problemas en la vecina Grecia.

La bolsa de Chipre dijo que permanecería cerrada el jueves. En los mercados internacionales, los rendimientos alemanes a 10 años caían a sus mínimos desde agosto por temores a un derrame de la crisis chipriota a otros miembros en problemas de la zona euro.

 

Eslovenia, ¿en la fila de rescates?

Chipre podría ser un “caso especial” a los ojos de los funcionarios europeos, pero el manejo de su rescate está afectando a Eslovenia, otro pequeño miembro de la zona euro con un sector bancario sobrecargado.

Los rendimientos de los bonos a dos años de Eslovenia subieron a casi un 7 por ciento el jueves, sobrepasando a los de títulos a más largo plazo e invirtiendo la curva del rendimiento, una señal de que los inversores están considerando un alto riesgo de cesación de pagos.

Eslovenia emitió su primer bono en 19 meses en octubre y el ex primer ministro Janez Jansa ha dicho que el país debe vender otro bono al 6 de junio, cuando vencen 907 millones de euros sobre letras del Tesoro a 18 meses, para cumplir con sus obligaciones financieras.

El contagio desde Chipre, que el lunes logró un acuerdo de rescate a costas de grandes ahorristas bancarios, ha hecho de ese un mayor desafío y más probables las posibilidades de un rescate.

“De una forma u otra, las cosas están llegando a un punto crucial. Junio está lejos para estos tipos ahora, de modo que necesitan hacer algo”, comentó Tim Ash, director de investigación de mercados emergentes, excluyendo a Africa, en Standard Bank.

“Se está volviendo cada vez más probable que tengan que comenzar a conversar con el FMI y la troika (sobre un rescate)”, comentó Ash en referencia a los prestamistas que incluyen al Fondo Monetario Internacional, a la Unión Europea y el Banco Central Europeo.

El nuevo Gobierno ha declinado hasta el momento a decir alguna cosa sobre sus planes de préstamos, pero se prevé que recurra a los mercados en los próximos meses para pagar alrededor de 2,000 millones de euros de deuda que vencerá a mediados de este año.

Los analistas son escépticos respecto a que el país sea capaz de recaudar ese dinero dado su mercado de deuda no líquido y un deterioro de las condiciones en el mercado desde el rescate a Chipre.

El rendimiento del bono de Eslovenia para enero del 2021, un indicador de cuánto tendrá que pagar el país para tomar prestado, subió hasta un 6,8%  esta semana, su mayor nivel desde septiembre, en operaciones volátiles.

El mercado también está considerando un mayor riesgo de que el país no sea capaz de cumplir con sus obligaciones financieras.

El costo de asegurar a los bonos de Eslovenia contra una cesación de pagos ha saltado en 123 puntos base desde el jueves de la semana pasada a 405 puntos base, según datos de Markit.

Eso significa que cuesta 405,000 dólares anuales asegurar 10 millones de dólares contra una cesación de pagos de Eslovenia usando un contrato CDS a cinco años, más que el costo de asegurar deuda de Italia.

Economistas consultados por Reuters estimaron esta semana que España y Eslovenia son los más probables candidatos a un rescate futuro en la zona euro.

 

Siguientes artículos

Cómo GM hace 1,000 mdd al año reciclando
Por

El gigante fabricante de automóviles ha demostrado que es posible reutilizar todo (o casi todo) lo que se usa en la indu...