Para CIE, esta carrera dura 5 años y es su proyecto de inversión más caro, pero el premio al que aspira es recuperar con creces lo invertido y revivir el precio de sus acciones. Si gana, hará su propio descorche de champaña. 

Por Ivan Pérez

Hace algunos meses, Mr. E citó a Ale­jandro So­berón Kuri y a Federico González Compeán en sus oficinas de Londres, Inglaterra. “No lo tomen personal”, le dijo el CEO de la Fórmula 1 (F1) a los directivos de la mexicana CIE… “¿Ven este montón de papeles? (una montaña de do­cumentos apilados), pues ustedes estaban hasta abajo, pero es fácil subir… con dinero”.

PUBLICIDAD

Bernie Ecclestone (Mr. E) decidió negociar con Corporación Intera­mericana de Entretenimiento (CIE) para traer de vuelta la Fórmula Uno a nuestro país, después de 23 años de ausencia. Se trabajó al menos dos años, cuenta Federico, y el proyec­to tomó forma después de que las “cuatro patas de la mesa” estuvieron dispuestas para sostener un Gran Premio: el Gobierno Federal, el Go­bierno del Distrito Federal, CIE y un empresario que mantuviera a pilotos mexicanos en el llamado Gran Circo (Carlos Slim con Sergio Pérez y Esteban Gutiérrez).

CIE, la tercera empresa de entre­tenimiento en vivo más grande del mundo, fue quien negoció directamente con Mr. E. El “sí” necesitará más de 360 millones de dólares (mdd) en los próximos 5 años, de los cuáles 150 mdd saldrán de las cuentas de la compañía —tan sólo en el primer año desembolsó 60 mdd.

¿Es la inversión más alta que haya realizado CIE en su historia? “Sin duda, es un gran reto y que­remos cumplir muy bien el contrato y después pensar en ampliarlo”, res­ponde Federico González Compeán.

Federico, egresado de la Uni­versidad Autónoma Metropolitana (UAM) es un promotor principal­mente de espectáculos teatrales; ahora es el director general del Gran Premio (GP) de México.

Perseverancia es una de las cuali­dades del ejecutivo. Ahora es uno de los máximos responsables de hacer que la Fórmula 1 sea un desembolso exitoso para la compañía.

“No dimensionas el tamaño del proyecto (F1), hasta que escuchas las cifras de inversión de 360 mdd y ves todo lo que tienes que hacer. Es muy grande, una construcción por aquí, una por allá. Pero todo eso se da por una suma de voluntades”, refiere el ejecutivo mexicano.

Según datos publicados, la F1 dejará tan sólo por taquilla 57 mdd en su primera versión, lo que significa casi recuperar la inversión que hizo CIE para la re­modelación del Autódromo Her­manos Rodríguez (60 mdd), entre mediados de 2014 y lo que va de 2015. Si consideramos los ingresos de CIE de su último reporte anual y la venta de boletos para asistir al GP de México, la compañía puede ingresar 855 millones de pesos (mdp) por el evento, lo que le ayudaría a superar los 7,000 mdp en ingresos al final del año.

Rafael Guerrero, analista de 414 Capital, detalla que en el re­porte financiero de cie del cierre de 2014 las cifras de ingresos se redujeron debido “a un menor número de eventos importantes en el Foro Sol, dada la remodela­ción del Autódromo Hermanos Rodríguez, pero consideramos que pueden recuperar el nivel con la F1”. Y agrega que cie, “al cierre de junio de 2015, ya tenía 18% más ingresos que para el mismo periodo del año pasado, y si a esto le agrega­mos los estimados que generaría la F1, al cierre del año este au­mento podría ser significativo”.

¿Cuánto crecerán en porcen­taje los ingresos de CIE gracias a la F1? “No lo tengo cuadrado en porcentaje, pero… Nos vuelve a colocar como una empresa de talla mundial”, asegura González Compeán.

Vacuna contra el tedio

“La Nationwide sufrió un estrepi­toso fracaso el pasado 20 de abril cuando muy pocos aficionados se hicieron presentes en las gradas del Hermanos Rodríguez y los que se atrevieron, salieron antes de tiempo, fatigados de un tedio­so espectáculo que se extendió durante horas”. Así relató la noticia el 19 de agosto de 2008 el portal Terra sobre el impacto de la Nascar en México.

Algunos años antes, en 2004, Federico Alemán, director de Ocesa Deportes, daba las cifras finales de la carrera de Champ Car en el Autó­dromo Hermanos Rodríguez. “Nos quedamos muy atrás respecto del año pasado, pero aún así estamos sa­tisfechos porque tuvimos que luchar contra varios factores”, explicó.

Aquella vez asistieron 57,000 personas menos a la competencia, respecto al año anterior.

¿Cómo se blindará económica­mente cie ante lo que ha ocurrido?

“Estamos siendo más cuida­dosos, tenemos demanda de más boletos, pero no vamos a sacar más. En Champ Car se vendieron 180,000 para un fin de semana y ahora podríamos incrementar la capacidad, pero no queremos; buscamos cumplir bien con los visitantes que tenemos y generar esa audiencia constante de 100,000 personas, no queremos ir por los 200,000 o 180,000, porque esa cifra va a decrecer. Somos cautos con el tamaño de la oferta”, indica Gonzá­lez Compeán.

Rafael Guerrero, analista de 414 Capital, asegura que la inversión realizada por la compañía podría representar “un riesgo, como cual­quier inversión, pero no tan alto comparado con el desembolso que han hecho otros países para este evento. El Gran Premio costará 360 mdd por cinco años, de los cuales sólo 150 mdd los cubrirá cie; si comparamos esta inversión con los 1,000 mdd que pagó Ma­lasia por 10 años a la F1, a México le está costando una tercera parte por la mitad del tiempo”.

CIE no sólo deberá afrontar el riesgo de la posible apatía o desencanto del público mexica­no cuando la F1 deje de ser una novedad, también debe lidiar con el elevado precio del dólar.

Entre julio del año pasado (cuando se hizo oficial el anuncio del regreso de la F1) a septiembre de este año, la paridad peso-dólar pasó de 12.97 a casi 17 pesos y el contrato firmado con la máxima categoría de automovilismo fue en moneda estadounidense.

Si hacemos un ejercicio de cuánto costaba el contrato total en pesos entre julio del año pasado y ahora, la cifra pasó de 4,670 mdp a 6,033 mdp, y 41.6% le corresponde pagar a CIE.

“Algunas de las provisiones las teníamos cubiertas en nuestras posi­ciones en dólares, pero el año que entra tenemos esos compromisos y, como el resto del país, hay que esperar a que baje un poco, a que se estabilice”, detalla el ejecutivo de CIE.

¿Han pensado en tomar alguna medida?

“Quizás bajando los costos y los gastos, subiendo un poco los pre­cios en algunas partes y en otras reduciéndolos. Hay que reinven­tarnos con el reto de la paridad del dólar”, comenta el directivo.

Para la calificadora Fitch Ratings, “la incursión en este negocio incrementa la diversifi­cación de ingresos, fortalece la contribución del flujo de efecti­vo proveniente de subsidiarias controladas en 100% mejorar los márgenes de la empresa y man­tiene alineado el perfil financie­ro con la generación operativa de la compañía”.

De acuerdo con datos de Eco­nométrica, la acción de CIE fue de 9.1 pesos (cuando se hizo el anuncio de F1) a un máximo de 14 y para el mes de agosto se estabili­zó en 12.1 pesos.

“Por ahora no es una acción muy bursátil, pero sin duda esperamos que esto que está pasando nos ayude a serlo mucho más”, comenta Gon­zález Compeán.

Rafael Guerrero, analista de 414 Capital, sugiere mantener la cautela frente al aumento del precio de la acción de la compañía. “Ha sido me­nos de lo que nosotros esperábamos, los inversionistas saben que hay un riesgo de por medio, el mercado se ha visto conservador pero para el final del año, cuando la compañía re­porte los ingresos del cuarto trimes­tre del 2015, es cuando el mercado reconocerá a CIE ese desempeño, la acción logrará una plusvalía y espe­ramos que se intercambie a mayor volumen”, indica Guerrero.

La otra buena noticia es que la re­modelación del Autódromo Herma­nos Rodríguez no sólo servirá para la F1, sino que CIE tiene pensado rentar la pista para otros seriales y con ello obtener más ingresos. La prensa ha especulado sobre la llegada de la Indy Car, Fórmula E, entre otras.

f1_ahr_buena

Federico González Compeán. (Foto: Michelle Burgos).

Sacudirse la comodidad

CIE ha sorprendido a Bernie Eccles­tone. “En esta ocasión sabe que trata con empresarios que venden bole­tos, le hemos generado curiosidad de cómo hacemos las cosas aquí, está muy atento y cooperador en las nuevas formas de comercializar”, dice González Compeán sobre la relación con Mr. E.

CIE es la tercera promotora de eventos de espectáculos más grande del mundo, de acuerdo con datos por Billboard, con ingresó de 202.2 mdd y una asistencia de más de 4.2 millones de fans a sus conciertos y espectácu­los diversos.

Para González Compeán, la F1 le permitirá a CIE tener un reposi­cionamiento y mantenerse a la vanguardia en su sector. “Internamente nos ha ayudado mucho para una sacudida, quitarnos la comodidad de ciertas cosas que veníamos hacien­do, a replantearnos situaciones diferentes con nuestros clientes”, comenta el ejecutivo.

Si el promedio de la venta de boletos se mantiene durante cinco años, CIE facturará casi 250 mdd por la F1; la inversión más fuerte de su historia (150 mdd), que espera sea compensada con los ingresos más altos de su existencia.

ahr_f1_reuters1

 

Siguientes artículos

Pérdidas de los más pobres, la otra catástrofe tras el huracán Patricia
Por

El fenómeno meteorológico tocó tierra sin dejar víctimas mortales, pero para los pequeños negocios, las familias y los a...