La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) terminó el primer semestre del año con un balance positivo a pesar de la volatilidad que experimentó en los días siguientes a la victoria en el referendo que decidió la salida del Reino Unido de la Unión Europea. En la primera mitad de 2016, el mercado bursátil mexicano logró un rendimiento de 6.95%.

Al 30 de junio, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) se colocó en 45,966.49 unidades, con un incremento de 2,988.99 enteros respecto al cierre del año pasado, que fue de 42 mil 977.5 puntos, con lo que se encuentra a menos de 400 puntos de alcanzar el nivel máximo histórico que registró el 8 de septiembre de 2014, cuando fue de 46 mil 357.24 unidades.

Además, el mercado accionario mexicano se coloca como una de las bolsas con mejores balances en el año.

Al dar a conocer los resultados de la BMV, su director general, José Oriol Bosch, destacó la reacción del mercado mexicano ante la complejidad mundial, mientras que bolsas en Europa y otras regiones han sufrido impactos mayores.

PUBLICIDAD

Consideró que la volatilidad continuará en los mercados y que superada la incertidumbre por el Brexit, los inversionistas se enfocarán en las elecciones de Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Cómo vence e-commerce las barreras regionales
Por

Hay que aprender del comercio electrónico, que crece a pesar de las barreras regionales, como la baja bancarización. En...