Por: Xavier Ordóñez*

Después de los estragos del COVID-19, las organizaciones se preparan para el periodo de recuperación, aplicando muchas de las lecciones aprendidas durante este trance y fortaleciendo todos los aspectos de su negocio.

Las acciones que concreten en esta etapa van a sentar las bases para prosperar y lograr un crecimiento y desempeño sustentables, una vez que la pandemia termine. 

Las cadenas de suministro son las que ocupan un lugar medular dentro de su estrategia de recuperación. Éstas fueron seriamente impactadas por los cierres de plantas y cortes en las rutas de distribución, por lo que su restablecimiento, así como del ecosistema subyacente, requiere de una estrecha colaboración interna y una coordinación con stakeholders externos para una planeación y ejecución efectivas. 

De igual forma, la tecnología tendrá un papel esencial y será de gran ayuda para garantizar su seguridad y estabilidad, así como la de todas las áreas del negocio durante este periodo de transición. 

A fin de reactivar y sincronizar las cadenas de suministro, las organizaciones pueden aplicar una serie de acciones específicas que les ayudarán a operar bajo la “nueva normalidad”, y estar mucho mejor preparadas ante cualquier disrupción a futuro. A continuación, hago un breve repaso de las cinco más relevantes: 

Identificar las potenciales limitaciones en cada componente de la cadena de suministro como la producción, la mano de obra o materia prima, es crucial. De este modo, es posible estructurar un plan para resolverlas y entender su impacto en el rendimiento financiero y poder capitalizar todas las oportunidades. Dicho plan puede adaptarse para que continúe en línea con los objetivos financieros y mantener la rentabilidad.  

El inventario es uno de los principales engranajes de las redes de distribución de una compañía, y contribuye a la satisfacción de los clientes. Mediante técnicas estadísticas se puede obtener la variabilidad de la oferta y la demanda y lograr así un nivel de servicio óptimo. En el proceso de recuperación habrá, sin duda, desequilibrios en el inventario que requerirán una intervención expedita para resolverlo y satisfacer la demanda. 

Es importante considerar posibles irregularidades en los flujos de productos, pues el regreso a la normalidad no será igual en todas las regiones del mundo y es altamente probable que algunas tarden en salir de la cuarentena o que vuelvan a retomarla. De ahí la importancia de asegurar la capacidad logística y considerar rutas alternas y maneras de llegar a los mercados afectados, además de poner atención a la disponibilidad de contenedores, aviones de carga, trasporte ferroviario o de camiones de carga. 

Los precios de las mercancías y materias primas se han elevado en casi todos los sectores de la economía como resultado de la convulsión mundial, mientras que otros han ido a la baja, como el petróleo y sus subproductos. Esto conlleva, durante la etapa de recuperación, revisar los costos y negociar nuevos acuerdos de suministro con los proveedores, los cuales se verán también reflejados en los precios a los clientes. 

Se requiere un flujo transparente de productos, recursos financieros e información en cada eslabón de la cadena de suministro. Para ello, las organizaciones podrían echar mano de nuevas tecnologías digitales para ampliar la visibilidad de dicho flujo y del inventario disponible en los canales de venta. 

Prever el próximo fenómeno disruptivo, sea de origen natural, político o social, es prácticamente imposible. Lo que sí pueden hacer las organizaciones ahora es capitalizar su nuevo conocimiento, aplicarlo para acelerar su recuperación y reforzar sus cadenas de suministro para soportar lo que traiga el futuro.

Contacto:

Xavier Ordóñez es socio líder para Cadena de Suministro en Consultoría, Deloitte México

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Kenti Robles
Kenti Robles, la primer mexicana en jugar para el Real Madrid
Por

La mexicana Kenti Robles se sumó a la lista de mexicanos que tienen la camiseta merengue en su carrera en el futbol.