Implementar políticas verdes, educar y combatir la pobreza son algunos de los retos para empresas, así como sociedad civil en la preservación del medio ambiente en Latinoamérica.

 

El cambio climático es una amenaza que se cierne sobre América Latina. Inundaciones y sequías forman parte de los fenómenos climáticos que impactarán en mayor medida a la región en los próximos años, con un costo de hasta cinco por ciento de su Producto Interno Bruto (PIB), de acuerdo con estimaciones preliminares de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

PUBLICIDAD

“Las emisiones de gases de efecto invernadero de la región representan nueve por ciento del total global, con una tasa de crecimiento anual de seis por ciento durante el periodo comprendido entre 1990 y 2011”, de acuerdo con información de la Cepal que se difundió en diciembre del año pasado.

Emprender acciones que permitan preservar el medio ambiente es necesario frente a la vulnerabilidad que tiene Latinoamérica. En este sentido, los Premios Latinoamérica Verde buscan incentivar la difusión de propuestas, así como soluciones desde el sector privado y la sociedad civil.

Los Premios Latinoamérica son una iniciativa que busca reconocer los 500 mejores proyectos sociales y ambientales de la región.

“México tiene un gran desafío en estos premios, puesto que las reformas (impulsadas por la actual administración federal) están generando un gran debate y está generando la acción de los gobernantes en temas ambientales. El país puede mostrar, en este sentido, propuestas muy interesantes a través de sus proyectos”, asegura en entrevista Gustavo Manrique, presidente de Sambito, compañía que organiza el certamen verde.

Este año, el concurso cuenta con la inscripción de 59 proyectos mexicanos, los cuales serán evaluados por un jurado de expertos de la Universidad Earth en Costa Rica, el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Corporación Andina de Fomento (CAF) y la Convención para el Cambio Climático de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Sambito es una compañía consultora e implementadora de proyectos ambientales que inició sus operaciones hace 16 años, con el objetivo de brindar alternativas y soluciones ambientales a las empresas alrededor del mundo.

A lo largo de su historia, la firma ha ejecutado más de 1,000 contratos ambientales en ejes que van desde las consultorías legales hasta proyectos ecológicos, como es el caso de huertos orgánicos, proyectos de reforestación, certificaciones de carbono neutro, mejora de aguas residuales y organización de eventos.

Gustavo Manrique sabe que las iniciativas que se promuevan para beneficiar el ecosistema son un respiro en la región, pero existen retos en el horizonte. A continuación te presentamos los cinco retos para proteger el medio ambiente en Latinoamérica.

 

1. Políticos verdes

Las propuestas para solucionar los problemas ambientales requieren un marco jurídico que las incentive. Los gobiernos de América Latina deben imponer reglas para cuidar el medio ambiente y generar negocios, como el de reciclaje de botellas de plástico u otros materiales.

Ecuador genera por el reciclaje de botellas PET  al año 40 millones de dólares (mdd) al año.

“El primer reto es que los políticos asuman que tienen una gran responsabilidad en poner las reglas del juego claras”, asegura Gustavo, quien explica que la iniciativa política puede plasmarse en regulaciones ambientales.

 

2. Educar

El gran reto es educar a la población para que tome conciencia de que los recursos naturales se agotan.

“Hay que entender por medio de la educación que deben generarse cambios”, asegura el empresario.

 

3. Combatir la pobreza

Una forma de combatir la contaminación es sostener una lucha paralela contra la pobreza. Las prácticas que dañan el ambiente son susceptibles en entornos desfavorecidos económicamente.

El 60% de la energía del mundo proviene de la leña, un insumo que se obtiene de la tala de árboles, lo que quiere decir que las comunidades pobres que no cuentan con suministro eléctrico ocupan las fogatas, explica el director de Sambito.

“Por ejemplo, la contaminación de los ríos principalmente está dada en la ciudades pobres que no tienen el alcantarillado ni el tratamiento de aguas residuales adecuado y las aguas van alla. Eso es pobreza”, comenta.

 

4. Reutilizar productos

Reciclar y aprovechar los recursos con los que  cuenta una persona beneficia los bolsillos, así como al medio ambiente.

“El 85% de los productos son reutilizables. Entonces es necesario que un teléfono móvil cuando no funciona no tendría que ir a la basura, ya que antes se deben extraer del aparato elementos como oro, cobre y zinc, con el fin de volverlo a hacer”, opina el directivo ecuatoriano.

 

5. Menos ‘shopping’

Las compras inteligentes son otra forma de contribuir con el medio ambiente.

“Hay que reducir el consumo, puesto que estamos en una dinámica de compras compulsivas por el avance de la tecnología en productos electrónicos como las tabletas electrónicas”, explica Gustavo Manrique.

 

Del 23 al 25 de septiembre próximos, Sambito expondrá los proyectos inscritos en el Premio Latinoamérica Verde, así como a los ganadores.

Además, se reconocerá a un ganador por cada una de las áreas que examina el certamen: agua, biodiversidad y bosques, desarrollo humano y educación, residuos, emisiones, así como energía. La alfombra verde está lista para recibir a los proyectos ganadores y México está en la competencia internacional.

 

Siguientes artículos

Curiosidades del whisky que no te imaginabas
Por

El whisky está de moda, eso es indudable. Y no sólo por su profundo sabor amaderado, ni por todo lo que representa para...