Contrario a las predicciones fatalistas de que los robots y la automatización de procesos iban a dejar sin empleo a millones de personas en el mundo, las tasas de desempleo globales muestran una caída consistente en los últimos diez años, desde un 5.6% en el 2009 hasta una tasa estimada de 4.9% para el cierre del 2020 (Fuente: Statista).

Esto significa que para las empresas es cada vez más difícil el desafío de atraer, retener y motivar a sus colaboradores y requieren prestar mayor atención a los aspectos del trabajo que son valorados por ellos. Las personas quieren trabajar en organizaciones que les permitan hacer una contribución significativa, que tengan una misión alineada con sus propios valores y promuevan un ambiente de trabajo enfocado en la gente, que los inspire a dar lo mejor de sí, profesional y personalmente.

Para ser exitosas en este entorno, las empresas deben proveer una experiencia a sus empleados que refuerce su conexión con la organización, su equipo y su proprio trabajo, que se traduzca en un mejor desempeño personal y, en consecuencia, de la compañía. Las siguientes tendencias deben ser consideradas a fin de lograr el éxito en esta tarea.

  1. Una fuerza de trabajo diversa e inclusiva

La diversidad: tener empleados con diferentes experiencias de vida, religiones, géneros, orientaciones sexuales, referencias culturales, generaciones, orígenes sociales y habilidades físicas y mentales, mejoran el ambiente de trabajo y potencia la innovación. La inclusión: reconocer y valorar las diferencias en los trabajadores empodera a todos los individuos en una organización a tener un impacto positivo de acuerdo con las características que los hacen únicos.

  1. El reciclaje de habilidades

La brecha entre las habilidades de la fuerza laboral de hoy y las requeridas para ser exitosos en el futuro crece a una velocidad cada vez mayor. En la medida en que las tareas rutinarias se vuelven obsoletas y surgen nuevas tareas ejecutadas con apoyo de la tecnología, las organizaciones deben proveer los programas de entrenamiento y desarrollo que permitan reciclar las habilidades de sus empleados de una manera ágil.

  1. Mas humanos, menos empleados

Pensar en el empleado como una persona tiene un impacto positivo en su compromiso y motivación. Las personas están dispuestas a dar más cuando tienen permiso de ser ellas mismas. Las organizaciones más competitivas están evolucionando en la dirección de las cualidades humanas: inspiración, conexión social, diversidad, inteligencia emocional y aptitud para el aprendizaje y la adaptación.

Las compañías deberán estar mejor sintonizadas con las expectativas de los empleados, desarrollando una visión aspiracional de lo que un sitio de trabajo puede ser: un lugar donde la gente merece crecer a su máximo potencial mediante entrenamiento, retroalimentación y recompensas.

  1. Propósito

Los milennials y la generación Z, quienes son más del 50% de la fuerza laboral actual, quieren con su trabajo contribuir con algo que sea importante para ellos. No están dispuestos a comprometer sus valores por dinero o para que la empresa mejore sus utilidades. Al evaluar una oferta de empleo consideran aspectos tales como la responsabilidad social corporativa, la cultura de diversidad e inclusión, los valores organizacionales y los programas de acción social patrocinados por la empresa.

  1. Foco en el Bienestar

Las empresas deben adoptar un enfoque holístico en el bienestar de sus colaboradores, considerando programas para mejorar su salud física; ayudándolos a reducir los costos y riesgos asociados a su seguridad financiera de largo plazo y su habilidad de manejar eventos inesperados; ofreciendo soporte en el manejo de su salud mental, estrés y crisis de vida; y fomentando la conexión con sus familias, amigos y comunidad.

Si una compañía está interesada en tener empleados productivos, comprometidos, e inspirados, la única forma de alcanzar este objetivo es con estrategias que consideren estas cinco tendencias. A los colaboradores tiene que importarles el trabajo que hacen, pero para eso necesitan saber que sus organizaciones cuidan de ellos.

 

Contacto:

Correo:  [email protected]:

Twitter: @amondelli

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

cre
La CRE veta acuerdos a favor de energías verdes
Por

El regulador energético frenó la publicación de acuerdos que promueven los techos solares colectivos, baterías de almace...