CineDot quiere convertirse en la tercera sala de cines del país, por lo que invertirá alrededor de 300 millones de pesos para la apertura en los próximos 2 años de alrededor de 120 pantallas, principalmente en el centro del país.

De acuerdo con el presidente de administración de la empresa, Andrés Capdepon, se generarán 800 empleos directos, así como 4,000 indirectos en los siguientes 24 meses, cuyos complejos se concentrarán en 5 entidades:  Ciudad de México, Estado de México, Morelos Jalisco y probablemente Guanajuato.

Este proyecto está apoyado por un capital privado con mayoría de mexicanos (Ares Capital), y se hará una inversión aproximada de 300 millones de pesos enfocados principalmente en la zona centro del país”, aseguró.

Andrés Capdepon comentó que la apertura fue más tardado de lo que pensaron por las dificultades de la pandemia; asimismo, detalló que con el apoyo de Ares Capital lograron atraer el interés de inversionistas nacionales y extranjeros que creyeron en el proyecto.

No te pierdas: ¡Tiembla Telmex! Walmart ofrecerá internet para hogares en México

Según la empresa, la primera sucursal estará en Coacalco con 8 salas y la segunda abrirá a mediado de julio también en el Estado de México, en Los Reyes de la Paz, con 7 pantallas.

Algunas de las próximas salas estarán en ubicaciones que fueron dejadas por Cinemex y Cinépolis.

“Cinedot surge por la necesidad de comunidades en las que por la pandemia se cerraron salas de cines y se dejó algunas comunidades sin alternativas o menos opciones, y ahí vimos una necesidad y oportunidad para recuperar dichas salas”, destacó Capdepon.

El director general de la compañía, Ramon Estévez, aseguró que con este plan se convertirse en la tercera cadena del país, ya que con la apertura de estas 120 pantallas tendrían una participación de entre 2 o 3% del mercado mexicano.

El directivo destacó que se dirigirán sobre todo a las generaciones nuevas que viven con el celular en la mano, para que puedan participar, comprar y ser parte de su experiencia, aunque sin descuidar al resto de la población; además, contarán con precios competitivos de 49 pesos para adultos y 44 para niños.

Estévez dijo también tratarán de cambiar el modelo de los cines en México, ya que en sus complejos habrá una sola barra que aglutine la taquilla y la dulcería, para evitar dobles filas, además de mantener al smartphone como eje de contacto.

Y es que además de poder comprar la boleto por el celular, se podrá comprar alimentos, armar el combo de acuerdo a las preferencias de cada quien, así como acceder a la sala con un código QR.

Por todo ello, el directivo consideró que van por buen camino, ya que la gente los está percibiendo como una marca fresca y novedosa.

Suscríbete a Forbes México

 

Siguientes artículos

¡Tiembla Telmex! Walmart ofrecerá internet para hogares en México
Por

En el último año, los OPV pasaron de 2.33 millones de clientes a 3.95 millones, lo que representó un incremento de 1.62...