El banco no presentó los llamados reportes de actividades sospechosas  para alertar sobre transacciones superiores a 10,000 mdd.

 

El Departamento de Justicia de Estados Unidos investiga si una división de Citigroup en California se abstuvo de alertar al gobierno de transacciones bancarias sospechosas en la frontera entre México y EU y que en algunos casos involucran a supuestos narcotraficantes, de acuedo con The Wall Street Journal.

De acuerdo con la publicación, los fiscales quieren saber por qué Citigroup no presentó los llamados reportes de actividades sospechosas —procedimiento de rutina en las entidades financieras— para alertar sobre esas transacciones.

PUBLICIDAD

En la investigación resalta la amplitud de los problemas que enfrenta la institución después que la Reserva Federal rechazara su plan de capital y se revelara un posible fraude en su división mexicana, Grupo Financiero Banamex.

La investigación a su subsidiaria mexicana centra la atención en Banamex USA, la unidad con sede en California en la que muchas de estas transacciones sospechosas fueron procesadas.

Citigroup reveló a principios de marzo que tanto el Citi como Banamex USA recibieron citaciones judiciales por parte de la Oficina del Fiscal de EU del Distrito de Massachusetts en relación al cumplimiento de los requerimientos federales contra el lavado de dinero y la ley de secretos bancarios, la cual requiere que los bancos informen a las autoridades federales cualquier actividad sospechosa en transacciones en efectivo por más de 10,000 mdd.

La ley requiere que los bancos cuenten con sistemas elaborados para detectar actividades delictivas en sus redes. Incumplir con estos requerimientos puede conducir a multas o procesos judiciales.

Citigroup ya había sido amonestado tres veces en 2012 y 2013 por la Reserva Federal y otros reguladores bancarios estadounidenses por debilidades en sus procedimientos contra el lavado de dinero, e incluso se le ordenó una serie de cambios en Banamex USA.

A partir de 2012, Citigroup envió un equipo de empleados y consultores de la firma Ernst & Young a la sede principal de Banamex USA para implementar nuevos controles y llevar a cabo una revisión de transacciones pasadas, dijeron fuentes al tanto.

El equipo fortaleció los controles, dijeron las fuentes y a medida que profundizaron en los detalles encontraron problemas con un negocio de giros de dinero que permitía transferir dinero en la frontera entre EU y México sin tener una cuenta en el banco.

En algunos casos, la gente que usaba este servicio parecía sospechosa de pertenecer a los carteles de la droga mexicanos, dijeron.

Citigroup ha gastado 7,500 mdd en asesoría legal en los últimos tres años, lo que lo ubica como tercero entre los grandes bancos estadounidenses, según Barclays Research. J.P. Morgan ha gastado 19,700 mdd.

 

Siguientes artículos

CNBV confirma segundo fraude contra Banamex
Por

El organismo regulador dijo que aún se encuentra realizando la visita de investigación a Banamex para revisar sus proces...