Las ciudades inteligentes ocupan 2% de la superficie terrestre, y en México son varias las que se encaminan a integrar la lista de ciudades más eficientes e innovadoras.

 

¿Qué tienen en común Tokio, Londres, Nueva York, París y Zúrich? Todas han sido reconocidas como “ciudades inteligentes o smart cities“, y varias ciudades de México se encaminan a formar parte de la lista de ciudades que avanzan para ser más eficientes e innovadoras.

Hace años parecía ser parte de las películas de ciencia ficción; hoy en día es posible encontrar este tipo de zonas urbanizadas en diversos puntos del planeta, las cuales se caracterizan por el uso de los avances tecnológicos en información y comunicación, la utilización de los recursos, el ahorro de energía y la infraestructura con la que están diseñadas, dando como resultado una reducción del impacto ambiental y, por ende, una mejor calidad de vida para sus habitantes.

PUBLICIDAD

En la actualidad, las ciudades inteligentes ocupan un 2% de la superficie terrestre, según la compañía Schneider Electric. De hecho, ciudades como Barcelona son las principales abanderadas del nuevo concepto de urbe destinada a lograr una mejor eficiencia energética y administración de los recursos.

Aunque la formación de ciudades inteligentes en América Latina se ha dado de manera lenta, Santiago de Chile, la Ciudad de México, Bogotá, Buenos Aires y Río de Janeiro son algunas de las que trabajan en la construcción de este tipo de ciudades, incorporando proyectos ecológicos y de infraestructura para mejorar la economía, el desarrollo cultural, social y urbano.

Recientemente, la firma japonesa Allied Telesis informó que la Ciudad de México camina a convertirse en una ciudad inteligente, con el despliegue de redes e inteligencia Gigabit para soluciones de seguridad integradas, sensores que proporcionan representaciones geoespaciales y otros adelantos.

Guadalajara, Puebla, Guanajuato, Toluca y Monterrey también están comenzando a ser una realidad como ciudades inteligentes en nuestro país. Parte de este crecimiento se debe al uso de diferentes tecnologías, como la de máquina-a-máquina (M2M), que permite intercambiar información entre estas dos en forma remota para generar soluciones en las industrias que van desde la salud, servicios comerciales, consumo de energía automatizada, transporte eficiente, disponibilidad de espacios digitales, entre otros.

Bajo el enfoque de smart city, las ciudades registran ahorros de hasta el 30% en el consumo energético; logran reducciones de la pérdida de agua de hasta el 20%; pueden alcanzar una reducción de hasta el 30% de la delincuencia en las calles mediante la instalación de cámaras de seguridad de CCTV. El tiempo de viaje y las demoras en el tráfico se pueden reducir hasta en un 20%.

Los grandes beneficios que ofrece una ciudad inteligente a sus pobladores son enormes; sin embargo, todas las tecnologías que sean utilizadas deberán contar con las medidas de seguridad necesarias. De lo contrario, personas malintencionadas aprovecharán cualquier hueco para filtrar sus amenazas, advierte Blue Coat Systems.

De acuerdo con estimaciones de la Organización Mundial de las Naciones Unidas (ONU), el 70% de la población mundial será urbana en el 2050, dato que hace atractivo el modelo de ciudades inteligentes para mejorar las condiciones de vida de sus pobladores.

Analistas como Pike Research pronostican que hacia fines de 2020 el gasto anual en infraestructura urbana inteligente llegará a 16,000 millones de dólares.

Los expertos han señalado que hacia fines de la década actual, muchas tecnologías indispensables para una ciudad inteligente, como las de monitoreo y sensores, y los sistemas de tránsito inteligente y de administración de la energía para edificios, se habrán implementado en todos los continentes. Aclaran que si bien no existe una solución única que defina la “ciudad inteligente”, las tecnologías que se están implementado en la actualidad son piezas del rompecabezas de la ciudad inteligente.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @BlueCoat

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Review: Galaxy Note Edge, una idea loca con un final inesperado
Por

Un teléfono con pantalla curva podría sonar a un fraude mercadológico más, pero esta phablet tiene más cualidades que su...