Por Investing.com

Con las bolsas europeas en rojo, hoy la atención en Wall Street estará centrada en las elecciones legislativas de mitad de mandato que se celebran en Estados Unidos. Los analistas desgranan los escenarios probables y sus efectos.

1. Reacción de los mercados

Jesse Cohen, analista senior de Investing.com, afirma que “se espera que el Partido Republicano de Donald Trump mantenga una estrecha minoría en el Senado, lo que llevaría a los demócratas a recuperar el control del Congreso. Este resultado sería muy positivo para los mercados si tenemos en cuenta que, históricamente, los valores estadounidenses han registrado avances sólidos durante la paralización de gobierno”.

PUBLICIDAD

Este experto añade que, “si los republicanos mantienen una mayoría en ambos órganos, los valores podrían impulsarse en los meses posteriores por un incremento de la probabilidad de que se aprobaran nuevos recortes de impuestos. Por su parte, un avance demócrata podría presionar a los valores, puesto que podríamos estar ante un cambio en numerosas de las políticas que ha puesto en marcha Trump en pro del crecimiento y la acumulación de causas judiciales contra él y los suyos”.

Desde Link Securities apuntan que, “históricamente, e independientemente del resultado, que suele ser favorable al partido que no gobierna, las bolsas estadounidenses lo suelen hacer bien tras estas elecciones. Habrá que ver si este es el caso. El mercado descuenta el escenario comentado. De darse otros, la reacción de las bolsas puede ser muy diferente: muy positiva si los republicanos dan la sorpresa y mantienen el control de las dos cámaras, y negativa si son los demócratas los que logran este hito”.

De la misma opinión es Bart Hordijk, analista de Monex Europe, que destaca que “si el resultado de las elecciones fuera incierto, probablemente habríamos visto más acción en los mercados. Como este no es el caso, parece que a las bolsas no les importa mucho el resultado”.

2. Reacción del dólar

Diego Fernández Elices, director general de Inversiones de A&G Banca Privada, coincide en señalar que “para las bolsas, posiblemente sea un evento sin apenas impacto”, si bien este experto repasa los posibles escenarios:

“Con el senado Republicano y el congreso demócrata, pensamos que queda poco potencial de subida, dado que Trump ya ha consumido su crédito y perdería capacidad de acción, aunque el escenario sería muy continuista”.

“En caso de mantener los republicanos el control de ambas cámaras, se podrá hablar de mayor estímulo fiscal, pero eso sería contrarrestado por una política monetaria más restrictiva que neutralizaría los efectos de los estímulos. Posiblemente viéramos subidas del dólar”.

“En el remoto caso de ganar los demócratas en ambas cámaras, la capacidad de maniobra será muy limitada, no pudiendo tomar grandes medidas fiscales hasta 2020, pero su de cambiar la percepción y posiblemente, cayeran algo los tipos, con el dólar depreciándose y los bonos del gobierno americano subiendo en precio”.

Kathy Lien, directora general de Estrategia FX en BK Asset Management, coincide con Fernández Elices en el último punto: “Sabemos que los alcistas del dólar como los republicanos controlan el Congreso porque apoyan políticas de Trump. Si los republicanos mantienen el control de ambas ramas del Gobierno, el dólar se disparará. El yen podría alcanzar el nivel de 114 por dólar y el euro podría dejar atrás el nivel de 1.1350 por dólar. Si se divide el Congreso, con los demócratas al mando de la Cámara y los republicanos al mando del Senado, la posibilidad de un estancamiento legislativo —que dificultaría la aprobación de políticas del presidente como el recorte de impuestos para la clase media— sería negativa para el dólar. Pero en este caso, la reacción no debería durar mucho. El escenario más bajista para el dólar sería si los demócratas ganan la Cámara y el Senado, en cuyo caso deberíamos ver un tremendo desplome del billete verde que llevaría el par euro  hasta el nivel de 1.15 y el yen hasta 112 por unidad”.

3. Sobre Trump y su política

Christopher Gannatti, director de análisis de WisdomTree para Europa, cree que “esta será una elección muy cerrada. Una Cámara de Representantes controlada por los demócratas está lejos de ser algo seguro, incluso si se trata de una opinión de consenso. Es importante reconocer hasta qué punto es verdaderamente divisiva la política estadounidense en esta etapa”.

Gannatti recuerda el reciente tuit lanzado por Trump sobre que se estaban haciendo progresos con China. “Que esto sea cierto o no, no es importante: lo importante es el mensaje que envía al mercado, ya que, si las bolsas suben, esto podría beneficiar a los candidatos republicanos”.

Bart Hordijk, analista de Monex Europe, destaca que “las políticas del presidente Trump son una pequeña bendición para el dólar; aumenta el déficit fiscal, pero logra estimular el crecimiento, las ganancias en dólares de los refugios seguros surgen de las tensiones comerciales, pero esto también puede interrumpir las cadenas de valor de EU. (un día llega a un nuevo acuerdo con el TLCAN y al día siguiente critica la tasa de aumentos de la Reserva Federal, etc). La incertidumbre perpetua en la política que representa Trump no difiere mucho de la incertidumbre que tienen las elecciones de mitad de mandato”.

Juan Carlos Ureta, presidente de Renta 4, asegura que “Trump se juega mucho, ya que si los demócratas dominan el Congreso será más fácil que prospere un ‘impeachment’ por la llamada trama rusa que investiga el fiscal Robert Mueller. No es de extrañar, por tanto, que el presidente americano se esté involucrando a fondo en la campaña y que el jueves pasado tratase de animar a las Bolsas con un tuit dando casi por sentado un acuerdo en la guerra comercial con China, acuerdo que luego varios miembros del equipo de Trump se encargaron de decir que está aún muy lejos de haberse alcanzado, como Larry Kudlow, asesor económico del Gobierno americano”.

Este contenido fue publicado originalmente en Investing.com

 

Siguientes artículos

EU y China comienzan acercamientos diplomáticos antes de reunión en G20
Por

La reanudación del diálogo a alto nivel, sellado con una llamada telefónica la semana pasada entre los presidentes Donal...