Por Melanie Amaya*

Una de las más desafiantes tareas que un líder enfrenta es mantener motivado a su equipo. Muchos de los líderes con quienes he trabajado, manifiestan que es difícil sostener un buen ritmo de trabajo, que su equipo esté enfocado, y que sus colaboradores trabajen con convicción, pasión y amor por lo que hacen.

Liderar implica que aprendas a motivar personas con personalidades y habilidades distintas; cuyos estilos de trabajo son diferentes; a quienes no necesariamente las motiva lo mismo, y que, en algunos casos, están en tu equipo solo porque no encontraron un trabajo mejor.

Como líder debes motivar a tu equipo para que las personas de manera voluntaria y entusiasta alcancen las metas propuestas. Algunos aspectos que puedes tener presentes si deseas motivar a tus colaboradores son:

  • Mide tu impacto: Muchas personas no renuncian a su trabajo, sino que renuncian a sus jefes. De igual forma la lealtad de una persona a su organización, depende en gran medida de la lealtad hacia su jefe. El jefe directo tiene un impacto enorme en la motivación de su equipo, por eso lo primero que debes hacer es ser consciente de cuál es el impacto que estás produciendo en tus colaboradores, con tus acciones, comunicación, decisiones y forma de relacionarte.
  • Conoce a tus colaboradores más allá de lo laboral: No a todos los miembros de tu equipo los motiva lo mismo, a algunos los motiva la autonomía para decidir cómo hacer su trabajo y a otros los motiva sentirse acompañados y guiados. Necesitas conocer a tus colaboradores, saber quiénes son en esencia, qué los motiva, qué valoran, cuáles son sus aspiraciones y propósito de vida, y así podrás determinar si lo que los motiva es el servicio, el poder, el estatus, la estabilidad, el cambio, la libertad, construir relaciones afectuosas, pertenecer al grupo, los desafíos, crecer personal y profesionalmente, hacer del mundo un lugar mejor, alcanzar metas, tener responsabilidad, etc.
  • Ayúdale a tu equipo a comprender la importancia de su trabajo: El trabajo debe ser significativo para que produzca motivación. Ayúdale a tus colaboradores a entender de qué forma benefician a otros cuando realizan su trabajo y cómo con su trabajo están contribuyendo a alcanzar las metas estratégicas de la organización. El tener claro cómo nuestro trabajo individual contribuye a un propósito mayor, le da más sentido a lo que hacemos. Y si además les ayudas a entender de qué manera pueden honrar sus valores y alcanzar sus metas individuales a través de su trabajo, la motivación será aún mayor.
  • Usa el reconocimiento apreciativo: Todas las personas necesitamos sentirnos amadas y valoradas. Existen investigaciones que revelan una relación directa entre demostrar aprecio y el desempeño del equipo. Por eso, como líder debes usar un lenguaje apreciativo, donde a través de tu comunicación verbal y no verbal, expresas que valoras a tus colaboradores, agradeces sus aportes, felicitas sus logros y elogias sus cualidades.
  • Acompaña como un coach: Demuestra un interés genuino por el bienestar de tus colaboradores ayudándolos a desarrollar su potencial, crecer y alcanzar sus metas. Aprende técnicas de un líder coach que te permitan tener conversaciones constructivas, en las que empoderas a tus colaboradores y demuestras que confías en ellos, al mismo tiempo que te comunicas con empatía, respeto y asertividad.

* Cofundadora y CEO de Amayaco. Coach ejecutiva y consultora en liderazgo.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @co-amaya

Facebook: co.amaya

LinkedIn: in/melanieamaya

Blog: amayaco.com/blog

Página web: amayaco.com

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

La sociedad que emergerá de la tecnología 5G
Por

México será el primer país de la región en tener avances en esta nueva tecnología; sin embargo, el gobierno tiene que in...