La empresa abrió este año su primer tienda en el centro comercial Santa Fe, y ahora busca sumar nuevos clientes y socios comerciales que le permitan ampliar el negocio.

 

Renovarse o morir, fueron las dos opciones que veía en el horizonte Club Premier de Aeroméxico hace casi dos años. Así fue como este programa de lealtad decidió innovar  dentro de su modelo de negocio y, hoy, con 21 años de existencia, busca despegar con el establecimiento de sus primeras tiendas físicas.

“Es una entrada fuerte al mundo retail”, dice Jeremy Rabe, director general de Club Premier, quien se encuentra seguro que el nuevo paso de la compañía puede ofrecerle un nuevo escaparate que amplié su presencia en el mercado.

PUBLICIDAD

La primera tienda en Santa Fe, tiene el propósito de acercarse a los socios y así ofrecerles de manera tangible los beneficios de comprar con los Kilómetros Premier (KmP) acumulados no sólo a través de sus viajes, ahora también con su compra en otros establecimientos.

Esta vez, la idea no sólo es posicionar el programa frente a los clientes de la aerolínea, sino demostrar a otras empresas la rentabilidad que les puede ofrecer contar con una sola tarjeta de lealtad con más de tres millones de socios. Esta es la estrategia.

 

El despegue

Ofrecer una nueva experiencia a los clientes, fue el propósito con el que nació Club Premier de Aeroméxico, en 1992. Su primer apuesta era la de ofertar a los clientes de la aerolínea la obtención de puntos a través de sus viajes, los cuales podían ser canjeados por kilómetros en las próximas compras de sus boletos de avión.Jeremy Rabe

El crecimiento de los socios, así como el interés de otras empresas por ofertar sus productos dentro de los beneficios del programa le permitieron ir creciendo poco a poco.

Sin embargo, un nuevo impulso llegaría en septiembre de 2010, cuando la empresa canadiense AIMIA decidió invertir 88 millones de dólares en Club Premier y así crear la empresa Premier Loyalty & Marketing, actual propietaria del programa de lealtad de la cual son accionistas junto con Grupo Aeroméxico.

“Vimos en aquél momento que el programa de Club Premier era sólido como una iniciativa de viajero frecuente, pero vimos un potencial mucho más allá”, comenta Jeremy Rabe.

A partir de ese momento, se planteó la interrogante de cómo lograr un mayor crecimiento al interior del programa.

Para Rabe las opciones eran claras: concluir el programa como se conocía o empezar una nueva etapa con el modelo ya existente.

Así fue como decidieron iniciar el viaje hacia una nueva estrategia para ampliar su oferta y crear nuevos formatos.

 

 

‘Check in’ en tiendas

A pesar de que Club Premier ya contaba con módulos al interior de las oficinas de Aeroméxico, no era suficiente, según el directivo, para incrementar la experiencia de sus clientes y socios comerciales.

Por ello, el mes pasado Premier Loyalty & Marketing decidió abrir su primera tienda en el centro comercial Santa Fe, la cual esperan que durante este año reciba a 24,000 personas.

El objetivo es que el programa sea difundido de manera amplia en el mercado y se sumen nuevos afiliados, así como empresas que incorporen el uso del programa de lealtad en sus operaciones.

“La idea de Club Premier es que muchas empresas puedan utilizar un solo programa de lealtad a través de una sola tarjeta para recibir su recompensa en diferentes compras dentro de muchos comercios y servicios”, reconoce Rabe.

Actualmente, el programa integra a 85 empresas asociadas, mientras que en 2007 sólo contaba con 57.

Jeremy Rabe no descarta que el crecimiento de sus tiendas continúe en México, sino que también considera que es un modelo que en el largo plazo podría ser exportado a otros países.

Mientras tanto, el director de Club Premier sólo ve un obstáculo para que la empresa tome vuelo con el negocio:  “El gran reto que nos sigue quedando es cambiar la percepción del programa a un programa de coaliciones en lugar de un solo programa de viajero frecuente… eso nos va a tomar un tiempo, pero cada vez más personas se dan cuenta de las posibilidades que tiene”.

 

 

Siguientes artículos

Cáncer infantil, la realidad en México
Por

Este padecimiento es la segunda causa de muerte en niños entre cinco y catorce años, conoce la historia de una instituci...