Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, afirma que la regulación bancaria no terminará de ajustarse sólo con la reforma financiera.

 

 

ACAPULCO, Guerrero.- Supervisar a los bancos para evitar incidencias implica una tarea que no terminará una vez que se adopten los preceptos de la reforma financiera. Jaime González Aguadé, presidente de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, explica que aún hay trabajo que hacer en materia de regulación, sobre todo en términos de controles de riesgo.

“La labor de supervisión no termina con la regulación de los bancos, es algo continuo, requiere innovación y debe ser dinámico en pro de alcanzar estándares internacionales”, dijo en una ponencia en el marco de la 77 Convención Bancaria.

El funcionario detalló que 56% de los procesos de observación emprendidos por la CNBV se relacionan con procesos internos de las instituciones, mientras que el 30% corresponde a lavado de dinero.

“Será necesario evaluar si los riesgos están fundamentados. Habrá un tratamiento prudencial, la Comisión se mantendrá enfocada en la supervisión de áreas directivas y evaluación de riesgos”, dijo.

 

 

 

Siguientes artículos

PwC completa adquisición de Booz & Company
Por

El presidente de PwC International, Dennis Nally, dijo que con esta alianza encabezarán el cambio del entorno de la prác...