Durante 2019, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) resolvió apenas el 23% de las quejas que recibió durante ese año, lo cual devela un “fracaso” de la institución, acusó la nueva titular del organismo, Rosario Ibarra Piedra ante diputados.

El organismo recibió el año pasado 48,590 escritos de queja, de los cuales se dio resolución a 11,181 de ellos, explicó la funcionaria al presentar el Informe Anual 2019 de la CNDH, luego de que tomara el la titularidad de la entidad en noviembre del año pasado.

En 2019 no hubo orientación al quejoso, subrayó Ibarra Piedra, lo cual evidenció discrecionalidad en las causas de conclusión de los expedientes, además que no se contó con una regulación apropiada, lo cual se prestó para otorgar resoluciones irregulares en los casos.

“De todo lo anterior puede concluirse que el fracaso de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos ha sido uno de los más costosos y afrentosos para los mexicanos, porque su dispendiosa estructura burocrática no ha respondido a las necesidades y expectativas ciudadanas ni se ha conducido con transparencia” sostuvo.

Agregó que desde el 15 de noviembre de 2019 hasta el 21 de enero de este año se han recibido 5,398 expedientes, de los cuales han sido resueltos 4,778 de ellos, al igual que se han emitido 52 medidas cautelares, resaltó la titular de la CNDH, por lo que se comprometió a acelerar las demandas y necesidades de las víctimas.

No te pierdas: Rosario Piedra anuncia ‘tijerazo’ al presupuesto de la CNDH

“El modelo implementado a partir de la reforma constitucional del 13 de septiembre de 1999 está agotado y nuestro deber es crear algo mejor”, insistió la ombudsperson.

El organismo de derechos humanos se unirá a las medidas de austeridad, con lo cual se espera un ahorro del 30%, aunque esto no se traducirá en debilidad para la institución, más bien se aumentará la eficiencia de los recursos humanos y materiales, con lo cual se fortalecerá la atención a víctimas y al Consejo Consultivo, prometió la activista.

Dicho ahorro, refirió Piedra Ibarra, se podría destinar a las visitadurías, la dirección de quejas, así como a todos los programas de investigación y seguimiento de los casos.

“Estoy convencida que podemos iniciar una etapa nueva y mejor imprimiendo un ritmo contundente y definitivo a la prevención y defensa de los derechos humanos en México, a partir de un cambio de enfoque y actuación”, expuso.

Lee también: CNDH investigará desapariciones forzadas cometidas de los 70 a los 90

 

Siguientes artículos

Hermanos-LeBarón
Sicilia y Le Barón alistan caravana de Cuernavaca a CDMX para pedir paz y justicia
Por

López Obrador confirmó que no será él quien reciba a los manifestantes de la caravana, sino integrantes de su gabinete p...