La Comisión Nacional de Hidrocarburos disminuyó los requisitos para la licitación del campo en aguas ultra profundas, Trión, conocido como la ‘joya de la corona’ petrolera, ubicado en el Golfo de México.

Las nuevas reglas consisten en disminuir el número de operadores para el consorcio que busque asociarse con Pemex Exploración y Perforación (PEP) en la explotación de dicho campo, detalló el órgano de gobierno de la Comisión en su sesión extraordinaria número 56.

Las modificaciones se harán en el contrato y acuerdo de operación conjunta, que anteriormente exigía al licitante al menos dos operadores.

“Esa posibilidad existe, pero ya no es restrictiva, eso abona a favor de la competencia”, mencionó el comisionado presidente, Juan Carlos Zepeda Molina. “Eso abona en favor de la competencia”.

Así eran los requisitos antes del cambio:

El pasado 10 de junio,  Pemex informó que echará a andar una alianza para entrar por primera vez en aguas profundas con la iniciativa privada, la cual requerirá una inversión de 11,000 millones de dólares (mdd) para exploración, descubrimiento y  explotación del campo.

Trión, que se encuentra a 40 kilómetros de la frontera (con Estados Unidos), a 200 kilómetros al este de Matamoros para iniciar el proceso de un farmout con la iniciativa privada.  Tiene reservas 3P (probadas, probables y posibles) por 480 millones de barriles de petróleo aproximadamente, y se encuentra en aguas ultra profundas, es decir, a 2,500 metros de profundidad.

BHP Billiton, British Petroleum, Chevron, Exxon, Inpex, Mitsubishi, Shell, Total, PC Caligari y Lukoil son las empresas precalificadas para asociarse con Petróleos Mexicanos.

Te interesa: Esto costará a las petroleras entrar a aguas profundas de México

 

Siguientes artículos

Política de ‘alta presión’ puede revertir la crisis económica: Fed
Por

La Fed identificó algunos caminos posibles para que esto ocurra. El incremento de las ventas de negocios casi con certez...