La actividad económica de Guerrero, Tabasco, Chiapas, Michoacán, Oaxaca y Ciudad de México ha sufrido daños producto de la violencia desatada por integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), denunció la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

“Las agresiones y el quebranto a la ley como formas de presión política de grupos particulares son inadmisibles, porque causan daños a las empresas, a las instituciones y a la economía de las familias mexicanas de las zonas afectadas al obstaculizar el comercio, el turismo y demás actividades”, manifestó Gustavo Hoyos Walther, presidente del Coparmex.

El dirigente patronal, acompañado los representantes de esas entidades, exigió la aplicación de la ley, sin excepciones, contra los líderes de la CNTE que han sido acusados penalmente presuntamente por haber cometido delitos graves.

PUBLICIDAD

“Se condena enérgicamente los hechos de violencia y de vandalismo que se produjeron durante el fin de semana en los estados de Guerrero, Tabasco, Chiapas, Michoacán y Oaxaca por parte de así como el bloqueo de vialidades en la Ciudad de México”, comentó Hoyos.

El directivo dijo que la violencia no puede ser nunca el camino para expresar las inconformidades que deben resolverse siempre en el marco del diálogo democrático y de los canales institucionales.

Los integrantes de Coparmex respaldan la reforma educativa, que ven como un avance importante de nuestro país para impulsar educación de calidad.

 

Siguientes artículos

Telmex aún no pide permiso para transmitir televisión
Por

La empresa de telefonía todavía no ha presentado su solicitud de cambio de concesión ante el IFT, lo que le permitiría o...