La compra de AdeS por parte de Coca-Cola Femsa (KOF), en conjunto con The Coca-Cola Company, le permitirá a la empresa mexicana ampliar su presencia en el canal tradicional (como “tienditas de la esquina”), así como la expansión y diversificación de su portafolio de bebidas no carbonatadas, indicaron especialistas del sector consumo.

“La categoría adquirida es interesante y se realiza a través de una marca líder en el mercado, alineada con la estrategia de negocio de crecer en bebidas, a un precio atractivo.  Lo interesante de la transacción resulta ser la expansión en el canal tradicional y el crecimiento exponencial de este negocio en los territorios en donde opera”, de acuerdo con un análisis de Intercam.

La marca de alimentos líquidos de soya es líder en el mercado latinoamericano, con presencia en Brasil, México, Argentina, Uruguay, Paraguay, Bolivia, Chile y Colombia. En 2015, registró ventas por 56.2 millones de cajas unidad y reportó ingresos por 284 millones de dólares (mdd).

El negocio se adquirió a Unilever, por un monto total de 575 mdd.

PUBLICIDAD

Para Coca-Cola Femsa, la compra es un paso para ampliar su portafolio hacia opciones más saludables en la región de Latinoamérica, donde ya cuenta con infraestructura, de acuerdo con un análisis de Benjamin Theurer de Barclays.

En 2015, la firma mexicana vendió alrededor de 214 millones de cajas unidad de bebidas no carbonatadas, lo cual podría aumentar 26% a 270 millones de cajas unidad con la compra de AdeS.

Y aunque la adquisición le generaría menores márgenes que en sus negocios actuales, “creemos que una vez que KOF realice la integración plena en su propia red de logística, los márgenes podrían mejorar, al tiempo en que los productos de AdeS estarán disponibles en nuevas regiones y otros formatos de venta (como el canal tradicional)”, coincidió el especialista en un documento.

Por su parte, Alexander Robarts, analista de Accival Casa de Bolsa, señaló que el acuerdo añadirá menos del 1% al flujo operativo (EBITDA) anual de la embotelladora de Femsa.

“Al igual que con otros acuerdos de bebidas no carbonatadas en Latinoamérica, las utilidades de la marca AdeS se dividirían entre las otras embotelladoras de Coca-Cola en cada país, incluyendo KOF, así como con The Coca-Cola Company, la cual recibiría el 50% de las utilidades de AdeS además de asumir la propiedad de la marca”, indicó.

 

 

Siguientes artículos

produccion-industrial
La empresa que quiere robotizar a las pymes en México
Por

Los brazos robóticos son utilizados en todo tipo de industrias, desde el empaquetado hasta el ensamblaje, e incluso está...