La embotelladora número uno de Coca-Cola Company en México y Latinoamérica dijo estar preparada ante el nuevo etiquetado que el gobierno mexicano aprobó el año pasado para informar a los consumidores los altos niveles de azúcares, grasas y sodio en alimentos y bebidas a través de sellos de advertencia.

“En Coca-Cola Company tenemos una capacidad importante de reformulación y desarrollo de nuevos productos que también pueden mitigar y confirmar algunos de estos vientos en contra que podríamos enfrentar con las nuevas regulaciones nutricionales. Creo que somos un sistema extremadamente preocupado por ofrecer siempre las mejores opciones para los consumidores”, dijo Constantino Spas Montesinos, director de finanzas de Coca-Cola Femsa en conferencia telefónica con analistas para evaluar sus resultados financieros del cuarto trimestre de 2019.

En octubre pasado, el Senado aprobó la ley para obligar a las empresas de alimentos y bebidas a incluir un etiquetado frontal más informativo. Sin embargo, gran parte de la industria se ha manifestado en contra porque supuestamente la reforma a la NOM-051 no permite añadir información adicional a lose sellos, por lo que la iniciativa privada pretende ampararse.

“Creo que las industria de alimentos y bebidas se están uniendo para imponer una orden judicial. También presagiamos un buen augurio para expandir el tiempo de dicha etiqueta en el futuro”, dijo John Anthony Santa Maria Otazua, director general de la empresa durante la conferencia.

Lee también: Nuevo etiquetado frontal provocará caída de ventas en 25%: abarroteros

Spas Montesinos añadió que siempre habrá una presión continua y diferentes iniciativas o etiquetas y regulación en la industria, pues parte de la naturaleza de la industria y el entorno dinámico a la que se enfrenta. “Es muy difícil tener un punto de vista, en toda la industria, y en cada mercado, ya que cada mercado se comporta de manera diferente en este momento”, agregó.

La embotelladora explicó que el impacto que han registrado en otros países en donde ha sido aplicado el tema del etiquetado ha sido menor en comparación con otras categorías como los lácteos, con los que se tiene la percepción de ser más saludables.

Coca-Cola trabaja hoy con más de 80 marcas en 13 categorías, que ha ido adquiriendo a través de los años, como en el segmento de nutrición con la adquisición de lácteos Santa Clara en 2012, Jugos del Valle en 2016 o Ades en 2015, una bebida de soya con semillas. Hoy cerca del 45% del portafolio de la empresa se compone de estos productos y busca llegar al 50%.

En diciembre, la Asociación Nacional de Productores de Refrescos y Aguas Carbonatadas (Anprac), a la que pertenece Coca-Cola Company y sus embotelladoras Arca Continental y Coca-Cola Femsa, anunció la meta de incrementar su oferta de productos bajos o sin calorías a 75% para 2024. Hoy, el 55% de los productos de la industria mexicana de bebidas son bajos o sin calorías.

Según la Anprac, de 2008 a 2018 las empresas han reformulado el 30% del portafolio de sus bebidas para lograr una reducción de calorías en un 55%.

No te pierdas: Nuevo etiquetado en México, de los mejores del mundo: Unicef

 

Siguientes artículos

Nespresso invierte 7 mdp en boutique y busca expandir su negocio en tres años
Por

El objetivo de la compañía es duplicar este negocio cada cinco años con la apertura de nuevas tiendas, con ayuda de sus...