La Comisión Federal de Competencia Económica (Cofece) investiga posibles prácticas monopólicas absolutas en la venta de medidores a la Comisión Federal de Electricidad (CFE).

La entidad que preside Alejandra Palacios recordó en un comunicado que, en los últimos 10 años, la empresa que hoy dirige Jaime Hernández destinó más de 15,000 millones de pesos a la adquisición de watthorímetros a través de diversos procesos de compra pública.

“Las compras públicas son un sector vulnerable a posibles prácticas ilícitas, como las prácticas monopólicas absolutas, en tal sentido, la competencia genera incentivos para que las empresas vendan al gobierno bienes, servicios y obras de la mejor calidad a los menores precios posibles”, detalló el regulador en el Diario Oficial de la Federación (DOF).

Esta investigación ocurre después de que en junio de 2017, la organización no gubernamental Mexicanos Contra la Corrupción e Impunidad revelara que Grupo IUSA, del empresario Carlos Peralta Quintero, recibió contratos de CFE mientras simulaba competencia con Controles y Medidores Especializados, cuando en realidad recibía contratos por 12,000 mdp por la venta de medidores de luz.

PUBLICIDAD

El plazo para esta indagatoria es de hasta 120 días hábiles, contados a partir del 18 de septiembre de 2017, fecha de inicio de la investigación, el cual podrá ser ampliado por el mismo lapso hasta por cuatro ocasiones adicionales.

Cofece pidió a cualquier persona que cuente con información o pueda coadyuvar con el procedimiento se acerque a la dependencia.

“De comprobarse la existencia de una práctica monopólica absoluta, las empresas podrían ser multadas hasta con 10% de sus ingresos,  También podrían ser sancionados económicamente quienes hayan coadyuvado, propiciado o inducido la comisión de las prácticas”.

Las personas físicas que hubieren participado en la celebración, ejecución u orden de este tipo de acuerdos, podrían recibir ir a la cárcel hasta por 10 años.

El regulador de competencia considera como prácticas monopólicas absoultas los contratos, convenios, arreglos o combinaciones de empresas competidoras entre sí, cuyo objeto o efecto sea la manipulación de precios, reestricción o limitación de oferta o demanda, división o segmentación de mercados, concertación o coordinación de posturas en licitaciones, así como el intercambio de información con el objeto o efecto de realizar alguna de las conductas anteriores.

 

 

Siguientes artículos

Mina Peñasquito impulsa ganancias de Goldcorp en el tercer trimestre
Por

La compañía produjo 633,000 onzas de oro en el tercer trimestre, una baja frente a las 715,000 del mismo período del año...