Comensal es un concepto original de Rogelio Enriquez ejecutado por los mejores expertos de gastronomía e interiorismo a nivel internacional. Este restaurante renueva su menú con los platillos más exquisitos de la comida catalana. Conócelo. 

 

 

En la intersección de Emilio Castelar y Galileo, en Polanco, nació éste mes de abril Comensal; un lugar al que, desde su apertura, puede ser nombrado indiscutible favorito de los sibaritas, propios y ajenos, de nuestra gran ciudad.

PUBLICIDAD

Comensal es un concepto original de Rogelio Enriquez ejecutado por los mejores expertos de gastronomía e interiorismo a nivel internacional. Canivalización es la palabra con que podría juzgarse el atrevimiento de Rogelio ante la creación de nuevos restaurantes en la zona. Él cree firmemente en la vida y personalidad que ha visualizado para cada sitio. “El espíritu de cada uno se defiende por sí sólo…”, asegura. “Confianza es la clave. El éxito radica en la creencia de un equipo joven, su entusiasmo es único, nadie está aquí por necesidad, la pasión es su motor, es nuestro común denominador”.

El lugar se presenta simple y acogedor más lleno de infinitos detalles, tal como su propuesta gastronómica. Situado en la planta baja de un edificio de tintes art decó, el principal elemento decorativo del lugar es su colección de vinos, marco perfecto para la mezcla de texturas, patrones y materiales que conforma el mobiliario. Diseños propios y exclusivos conviven bajo la iluminación ideal de un lugar en el que el tiempo pierde su dimensión.

En Comensal conviven dos protagonistas: su cocina y los clientes que con ella se deleitan. De origen catalán, la cocina de esta nueva joya citadina traspasa las barreras de la gastronomía mediterránea gracias a la mezcla de las mejores recetas reinterpretadas a través de minuciosas y novedosas técnicas del chef Albert Balaguer.

Cuatro meses y una propuesta de más de 150 sugerencias fue el trabajo que Alberto y su equipo realizaron para confirmar un menú final de 40 platillos. “El cliente viene aquí a deleitarse, no a cubrir su necesidad básica de comer. Por ello buscamos platillos que destaquen sin caer en la parafernalia gastronómica, enfocando toda la atención en el producto: nuestras materias primas, ingredientes y su modo de preparación.”, confiesa Albert.

El equipo de Comensal no se limita, se arriesga presentando cortes de carne no acostumbrados ni valorados en México, al tiempo que crea y descifra nuevas rutas para ingresar al país ingredientes únicos y de elite, incluso prohibidos, pero que otorgan a cada una de sus propuestas un diferencial absoluto dentro y fuera del paladar.

En el menú existe un perfecto equilibrio entre los platillos masculinos y los femeninos, las recetas se definen por minutos precisos de cocción y las salsas se preparan con minuciosa exactitud para lograr su fuerte y contundente sabor. La interacción y el juego del comensal es un valor que se persigue a toda costa. Aquí los platillos se bautizan con nombres sugerentes y divertidos, situación que genera una sinergia especial entre la cocina, el staff y la atención del restaurante.

Como broche de oro, Comensal tiene la única barra especializada de Gin Tonics de la ciudad. La mejor carta de ginebras premium y aguas tónicas del mundo se suma a la sabiduría ancestral en su mezcla y combinación ideal.

pierna_cordero_comensal1

Comensal, Emilio Castelar 44, Col. Polanco

 

Siguientes artículos

Corte de EU dice que Apple no violó patente de Google
Por

La Corte de Apelaciones de Estados Unidos ratificó su fallo hacia la firma, luego de que en abril determinara que no hab...