El comercio entre México y Brasil es de alrededor de 10,000 millones de dólares (mdd) en promedio anualmente. No obstante, éste puede aumentar entre 50% y 60% en el caso de que ambos países firmen un Tratado de Libre Comercio, estima el presidente de la Cámara de Comercio México-Brasil (Camebra), Miguel Ruiz.

Ruiz considera que si la relación comercial mejora, Brasil puede convertirse en el quinto socio comercial de México.

Para el presidente de la Camebra, los principales factores que no han permitido la firma de una TLC entre México y Brasil son: la competencia entre ambos países y que la relación comercial de México que está abocada hacia Norteamérica.

Una muestra de la competencia entre ambos países se puede ver en el sector petrolero, debido a que las dos naciones están promoviendo sus aguas profundas para que grandes empresas petroleras lleguen.

PUBLICIDAD

“Ambos son atractivos. Ambos tienen potencial”, dijo Wael Sawan, vicepresidente ejecutivo de aguas profundas de Shell. “Tenemos como compañía recursos escasos de capital para poder hacer las inversiones que requieren en particular los proyectos en aguas profundas”, agregó.

Puedes leer: Mexicana CAABSA construirá la nueva terminal del aeropuerto de El Salvador

Durante el sexenio del expresidente Vicente Fox, México enfocó su comercio hacia Estados Unidos, mientras que Brasil comenzó a estrechar sus lazos con el Mercado Común del Sur (Mercosur).

Para muestra un botón: el 82% de las exportaciones de México van hacia el vecino país del norte.

El Banco Interamericano de Desarrollo (BID) destacó que, en 2017, las exportaciones del Mercosur crecieron 13.8% tras caer 2% en 2016.  El comercio intrazona, en tanto, subió aún más, hasta 16.4% durante el primer semestre, evidencia de la buena sintonía entre los socios y un crecimiento promedio de sus PIB de 2.8%.

Actualmente, México y Brasil tienen el Acuerdo de Complementación Económica número 53 (ACE 53). En agosto de 2017, las autoridades comerciales mexicanas y brasileñas avanzaron en temas como servicios, ampliación de preferencias arancelarias, profundización de niveles de preferencia que se tienen en el actual ACE 53, reglas de origen, facilitación del comercio, así como el fortalecimiento a las reglas de comercio internacional.

Otros de los problemas que no permiten llevar a buen puerto esta relación es que no hay una promoción comercial constante entre ambos países, así como a la barrera del idioma, señala Ruiz.

Inversión extranjera, un punto a favor en la relación

Inversionistas de los países están interesados en poner su dinero en proyectos de gran calado. Una muestra de ello es que durante el mes de mayo 50 empresas brasileñas vendrán a México para el evento “Brasil Tecnológico” para que se creen alianza con empresas mexicanas. El objetivo es que las compañías brasileñas inviertan en el sector automotriz, genético y tecnologías de la información, adelanta Miguel Ruiz a Forbes México.

En este mismo sentido, el presidente de la Cámara de Comercio México-Brasil comenta que empresas mexicanas del sector aeroespacial irán a Brasil durante el mes de junio, ya que cuatro aeroclusters podrían atender las necesidades de la empresa brasileña Embraer.

Ante este panorama, Ruiz comenta que el objetivo es que se busquen nuevas oportunidades de negocio debido a que de los 10,000 mdd de la relación comercial México-Brasil, el 55% es del sector automotriz.

México tiene invertido en Brasil más de 30,000 mdd en sectores como telecomunicaciones que es liderado por Carlos Slim con Claro, así como en el sector alimenticio con inversiones por parte de FEMSA y Bimbo.

Entre las nuevas adquisiciones, está la realizada por Alpek en la compra de una empresa petroquímica que se llama Petroquímicas Suape.

La inversión de Brasil en México está en el rango de los 30,000 mdd a 25, 00 mdd. La inversión más visible por parte del país sudamericano en México está relacionada con la planta Etileno XXI en Veracruz y que tuvo una inversión de alrededor de 5,600 mdd.

Otras de las inversiones de Brasil en México es la que hizo la empresa brasileña-belga Anheuser-Busch InBev al comprar a Grupo Modelo por un monto de 20,100 mdd en 2013.

 

Siguientes artículos

Reforma fiscal es necesaria en la próxima administración
Por

Mientras en países como Brasil, Argentina y Chile ya se han efectuado o se preparan cambios en materia fiscal, en México...