Por Urías Gamarro Y Rosa María Bolaños

La medida, que aún no está concretada, fue anunciada el jueves 30 de mayo en Twitter por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, como presión para que México sea más activo en contener la masiva migración de centroamericanos que cruzan su territorio en búsqueda de ingresar a suelo estadounidense.

En tanto, el anuncio ya empezó a generar diversas expectativas, tanto para las autoridades como para el sector exportador guatemalteco.

Guatemala es zona dólar, es decir, que Estados Unidos es el principal socio comercial tanto en importaciones como en exportaciones.

Este tipo de anuncios generan distorsiones y hasta podrían ir contra del proceso de la globalización económica de apertura.

En el lenguaje de comercio exterior, aranceles significa poner impuestos a los productos originarios de determinado país, por lo que se constituye una medida no arancelaria.

Guatemala y Centroamérica mantienen un Tratado de Libre Comercio (TLC) con Estados Unidos y México, por lo que son socios comerciales que anualmente mantienen un flujo intenso de intercambio y negocios.

En análisis

El viceministro de Comercio Exterior, Julio Dougherty Monroy, dijo a Prensa Libre que por el momento no existe una influencia para el comercio con Guatemala, sin embargo, la creación de aranceles de Estados Unidos hacia los bienes que exporta México podría representar una apertura mucho más eficiente a la oferta nacional.

Por otro lado, México tendrá que buscar otros mercados en dónde poder colocar sus productos, si se confirman las medidas no arancelarias, y Centroamérica podría ser un objetivo.

El funcionario no precisó qué productos o bienes se podrían ver beneficiados si se llegará a implementar el arancel del 5% a las mercancías de México, y dijo que más bien se están aprovechando todas las ventanas de oportunidad que representa el mercado de los Estados Unidos.

Enfatizó que se está trabajando en el proceso de exportación de arándanos con la embajada de Guatemala en Washington D.C., así como las autoridades agrícolas y comercio de ese país.

El viceministro enfatizó que la oferta exportable de Guatemala es muy competitiva, como la producción de cardamomo, café y azúcar, aunque en esta ocasión los precios internacionales están deprimidos.

“El tema entre Estados Unidos y México no lo percibimos como una amenaza para Guatemala, y las oportunidades están en nosotros”, puntualizó.

Compensador

Fanny D. Estrada, directora de la Asociación Guatemalteca de Exportadores (Agexport), explicó que el libre comercio entre los países son herramientas generan prosperidad.

Sin embargo, expuso, el anuncio de subir en 5% de aranceles a México, tendrá implicaciones en el comercio mundial.

En el caso de Guatemala, que compite en desventaja con México por el tipo de cambio, sería un compensador que podría ayudar.

“Poner obstáculos al comercio es un retroceso”, puntualizó la ejecutiva.

* En alianza con Prensa Libre de Guatemala

 

Siguientes artículos

Honduras ocupa el cuarto lugar de Instituciones en países Centroamericanos
Por

En el estudio se evaluaron 21 economías Latinoamericanas acorde la atracción de inversión privada en infraestructura y c...