El uso de big data para encontrar el negocio en los datos aporta una ventaja competitiva a las organizaciones. Sólo sigue 3 acciones estratégicas para aprovechar la información al máximo.

 

La hiperabundancia de información, que es generada día con día en el entorno actual de negocios, proporciona un amplio panorama de oportunidades que surgen al procesar, entender y generar ventajas competitivas a través de los datos, que si se aprovechan de manera inteligente tienen el potencial de generar nuevas oportunidades de negocio, crear productos y servicios novedosos, desarrollar rápidos retornos de inversión y ser una fuente diferenciadora de innovación constante.

La analítica avanzada es uno de los principales catalizadores que pueden usar las empresas para lograr la transformación digital, y representa una gran oportunidad para las compañías que buscan diferenciarse en el mercado. El reporte Big success with big data, realizado por Accenture a líderes de negocios de 19 países, revela que el uso de big data ha aportado una ventaja competitiva a las organizaciones que lo han aplicado. Más de 90% de los líderes han utilizado análisis de alto volumen de información para identificar nuevas fuentes de ingreso y desarrollar nuevos productos y servicios.

PUBLICIDAD

Sin embargo, la adopción de esta nueva forma de operar, basada en el análisis de información, presenta retos de seguridad, de preparación y presupuestarios, por lo que es importante entender que el éxito de la implementación de programas de gestión de información depende de explorar el ecosistema completo de datos, empezar con cambios moderados y concentrarse en desarrollar destreza y conocimiento que habiliten estos cambios orientados a ganar eficiencia de manera constante.

Existen tres acciones estratégicas a realizar para aprovechar la información en su máxima capacidad:

  1. Encontrar el negocio en los datos: La cantidad de datos recolectados puede ser abrumadora; sin embargo, un análisis cualitativo permitirá determinar la información valiosa. Una vez que esta información esté identificada será determinante empoderar a todos los niveles de la organización para que las decisiones, acciones y planes estén alineados a esta definición.
  2. Aprovechar las nuevas fuentes y oportunidades de ingreso: Con el crecimiento de dispositivos móviles, social media e internet de las cosas, los consumidores dejan una huella de información que puede ser sumamente útil para las compañías. Las empresas más innovadoras apalancan estos datos y direccionan la toma de decisiones con información preexistente para mejorar los resultados de su negocio y ofrecer a sus clientes propuestas de valor aún más personalizadas y en tiempo real.
  3. Maximizar el valor de la cadena de suministro de datos: La información externa no necesariamente está alineada y preparada para combinarse con la infraestructura digital, lo cual puede causar desafíos de seguridad y desempeño tecnológico. La cadena de suministros moderna debe permitir a las organizaciones procesar, administrar y movilizar una cantidad enorme de datos, tanto interna como externa, dentro de toda la compañía.

La implementación de una cultura basada en el valor de la información traerá a los negocios beneficios tangibles. Los líderes deberán considerar la información como un desafío de gestión desde tres dimensiones: volumen, variedad y velocidad, que manejadas de manera predictiva aseguran una toma de decisiones certera al momento de crecer un modelo de negocio.

 

Contacto:

Twitter: @luizferezin

Twitter: @Accenture_MX

Facebok: Accenture en México

Página web: accenture

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

El comercio móvil, ¿la nueva gran tendencia?
Por

Vivimos un momento crucial en el desarrollo de un mercado relativamente nuevo, el comercio móvil, una tendencia que le c...