La cebada es el cereal preferido a la hora de fabricar un buen single malt que, a diferencia de los demás whiskies, tiene un proceso artesanal que se ha querido mantener durante siglos para que el consumidor palpe la diferencia.

 

Y es justo uno de los secretos de The Glenlivet, casa que incluso compra en los mismos graneros desde hace años los cereales para fabricar sus licores.

PUBLICIDAD

Como en la fabricación de cualquier whisky escocés que se respete, el agua de los ríos y manantiales de las tierras altas de Escocia es uno de los insumos más protegidos de la destilería; el agua es utilizada para bajar el nivel de alcohol al licor en las fases finales de su proceso.

Siendo un whisky tan puro y de notas genuinas, ¿cómo tomarlo para que su sabor se adueñe del paladar?

  1. El vaso.

Una copa tulipán (o The Snifter) es el mejor vaso para degustar un single malt. Este vaso es más chico que una copa tulipán normal. Su forma tan específica permite tomar la copa con la mano, lo que ayuda a calentar el licor (para enfatizar sus sabores), mientras que la boca -más angosta que la base- ayuda a encontrar con más facilidad los aromas mientras se evaporan.

  1. ¿A qué huele?

Antes de probarlo, es necesario olerlo. Gira un poco en la mano la copa para ayudar a los aromas a salir. Acerca el vaso a tu nariz y reconoce las notas olfativas. Dependiendo de cómo y en qué ángulo acomodes el vaso, encontrarás un aroma distinto cada vez.

  1. El agua.

No es obligatorio, pero ayuda. Antes de probar tu single malt, agrega un chorrito de agua. Esto ayuda no sólo a dilatar los sabores y volverlos más intensos, sino a disminuir el sentimiento del alcohol en la boca.

  1. Con hielo.

Agregar hielo al whisky ayuda a que su sabor sea menos alcohólico, pero también puede diluir un poco su sabor, ya que los hielos se derriten y el whisky baja su temperatura (cosa que siempre hace que el sabor sea más suave). Como un tip extra, los hielos esféricos se derriten más lenta y uniformemente, lo que ayuda a que el whisky no se vuelva acuoso tan rápidamente.

  1. Con mixers.

Sobre este tema hay muchas opiniones. Si se debe mezclar un single malt o si es mejor tomarlo solo (o en su defecto, en las rocas). Sin embargo, “​un whisky se toma mejor como a uno le guste, y con buena compañía,” dice Ann Miller, Brand Ambassador de Chivas Brothers.​ La elección es personal.

Es importante mencionar que el ritual comienza desde la observación de su color: el amplio espectro abarca desde los colores oro pálido o paja, pasando por destellos de oro medio intenso, hasta llegar al ámbar rojizo, naranjas satinados o cobre.

The Glenlivet es el single malt más intenso y aromático, disfrútalo como los expertos lo hacen.

 

 

 

Siguientes artículos

Mercados cierran al alza por posible acuerdo con Grecia
Por

Los inversionistas nuevamente se enfocaron en la situación de Grecia tras la falta de publicación de indicadores económi...