Si tienes el propósito de cerrar el año con un mejor plan para pagar las deudas, una tarjeta de transferencia de saldo o consolidación de deuda es una buena opción.

 

Con esta herramienta ganan tú (como cliente) y el banco. El cliente tiene la posibilidad de cubrir sus deudas de una manera más cómoda, y el banco gana un nuevo cliente, quien, en ciertos casos, pagará la anualidad de la tarjeta.

Estas tarjetas son un instrumento poco conocido; sin embargo, ofrecen tasas (de interés) de entre 18% y 30%, mientras que las tradicionales tienen intereses de 32% a 45%.

PUBLICIDAD

Los pagos tardíos son el motivo principal por el cual se comienzan a generar intereses en las cuentas de crédito, y esto se convierte en un problema aún mayor cuando las fechas de pago son distintas para cada plástico.

El gran beneficio que ofrece la transferencia de saldo es la posibilidad de pagar las deudas de todas las tarjetas (incluso algunas departamentales) en una sola exhibición y en la misma fecha, lo que baja el riesgo de olvidar los plazos y, por tanto, de generar intereses por mora.

En algunos casos ofrecen tasas fijas en el periodo acordado con el banco, es decir, los intereses no aumentarán, por lo menos en el periodo que comprende el pago de la deuda.

 

¿Cómo puedes obtener una?

Regularmente es necesario ya contar con una tarjeta del banco al que pretendes transferir la deuda, aunque existen bancos, como HSBC, que ofrecen tarjetas a clientes nuevos.

Por lo general, estas tarjetas requieren un monto mínimo de transferencia mensual de 1,000 y 3,000 pesos, y piden que el monto de la deuda transferida no exceda 95% del crédito que proporciona la misma tarjeta. De hecho, es posible que sólo se apruebe la transferencia de una parte de la deuda.

Todas las tarjetas están sujetas a aprobación de línea de crédito. Una vez aprobado el crédito, el banco se encarga de realizar la transferencia de tu deuda.

 

Recomendaciones

En estas fechas existen promociones por contratación de estas tarjetas, como certificados de vuelos redondos anuales, de 7,500 a 10,000 puntos de recompensa, o la exención de anualidad.

Las tarjetas de transferencia de deuda con requisito de sueldo mínimo entre 25,000 y 30,000 pesos (por poner un ejemplo) por lo general tienen anualidades de 1,500 a 2,000 pesos, y un costo anual total (CAT) de 18% a 33%.

Recomiendo este tipo de tarjetas a clientes que ya tienen un sobreadeudo o que buscan eliminar su deuda de la mejor forma en cuanto a tiempo y costos.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ComparaGuru

Facebook: ComparaGuru

Página web: ComparaGuru.com

Blog: ComparaGuru.com

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Cómo enfrentar los ‘rounds’ de un emprendimiento
Por

El box y emprender comparten similitudes que demuestran lo duro de ambas prácticas. Los involucrados experimentan moment...