Yo voy a cerrar 2015 escribiendo para ustedes y trabajando para que haya más emprendedores en México. Por supuesto, también iré a una que otra posada…

 

Inicia diciembre, la recta final del 2015. Como es costumbre, para los mexicanos está a punto de empezar lo que conocemos como el maratón Guadalupe-Reyes, que iniciará justo el 12 de diciembre y culminará el 6 de enero.

De sobra está decir que se trata del periodo del año más esperado por la gran mayoría de personas. Hay regalos, fiestas, vacaciones, buenos deseos, nuevos propósitos, aguinaldos, posadas, etc., pero, ¿y la reflexión?

PUBLICIDAD

Creo que cada vez nos olvidamos más de la reflexión. Dejamos de lado esa introspección que nos debería permitir crecer cada año y dejar atrás un año lleno de satisfacciones.

Hoy quiero invitar a todos a disfrutar estas fechas, pero también a deleitarse en una profunda reflexión sobre la manera en que cerraremos cada uno de nosotros el 2015 y la forma en que vamos a contribuir al crecimiento de México al iniciar el 2016.

Yo, particularmente, quiero terminar el último mes del 2015 agradeciendo la oportunidad que me ha dado esta profesión de conocer, durante este año, a grandes mexicanos. Hablo de todos esos emprendedores que con entusiasmo y amor a México se levantan todos los días para luchar y convertir en realidad sus sueños.

Mi gratitud a todos esos emprendedores que me compartieron sus ideas y que me contagiaron de energía positiva a lo largo de estos casi 12 meses. Estoy convencido que pensando y actuando como emprendedor, este país tendrá mayores oportunidades para todos.

Reitero mi invitación para que todos aquellos que tienen una idea empresarial dejen en el 2015 el temor y la desidia. Tomen el 2016 como el principio de todo y empiecen a perseguir sus sueños. Aunque espero no lo tomen literalmente e inicien sus proyectos hasta enero. Hoy es el momento de iniciar.

Quiero agradecer a todas las personas que se han tomado unos minutos para escribirme. A la gran mayoría también les ofrezco una disculpa por no responder rápidamente. Ustedes entenderán que el tiempo no me da para dar respuesta pronta y expedita a todos. La cantidad de correos que recibo me hace pensar que estoy haciendo las cosas bien, pero quiero hacerlas mejor.

Quiero iniciar el 2016 con mayor ímpetu para responder a la confianza que me han brindado todos esos emprendedores que me abrieron la puerta de sus empresas. Transmitir sus experiencias en este espacio es una de las actividades más enriquecedoras de mi vida, y espero poder seguir contribuyendo con este granito de arena al crecimiento de este gran país.

Y aunque en esta ocasión me dirijo principalmente a todos los emprendedores, no puedo dejar de lado la invitación a todos los políticos y funcionarios para que, si su conciencia se los permite, trabajen por mejorar el bienestar de todos los mexicanos. Somos muchos los ciudadanos que todos los días buscamos mejorar nuestras vidas y las de otros a través de nuestro trabajo, ¿ustedes por qué no lo hacen?

Iniciemos, pues, el cierre de 2015 con ganas, entusiasmo y dedicación en todo lo que hagamos. Recuerden que el trabajo es la mejor herramienta para generar un cambio positivo en la sociedad. Yo cerraré el año escribiendo para ustedes y trabajando para que haya más emprendedores en México. Por supuesto, también iré a una que otra posada. ¿Ustedes qué harán en este mes de diciembre?

 

Contacto:

Correo: [email protected] / [email protected]

Twitter: @elopez_loyola

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Docentes pensionados aumentarán 579% en 2025
Por

De manera anual, en los próximos 10 años la tasa de los posibles maestros pensionados crecería 21.5%, según estimaciones...