Jimdo es una startup germana que busca que las personas descubran las ventajas que les ofrece el ciberespacio a través de la creación de su propia página web.

 

Esta empresa cree que las grandes empresas como Google no sólo pueden darse en Estados Unidos, sino también en Alemania. Así lo cree Jimdo, una startup que brinda a los usuarios la oportunidad de crear su propio sitio en internet.

Un ambiente de trabajo que integra a personas de diferentes nacionalidades y propicia un entorno divertido que no sacrifica la productividad, es la apuesta de tres jóvenes alemanes que vieron la oportunidad de crear un negocio tecnológico en 2007.

PUBLICIDAD

Actualmente, Jimdo cuenta con más de 10 millones de páginas por internet en más de 12 idiomas, de los cuales el 20% se encuentran en español, por lo que consideran que su negocio tiene oportunidades de desarrollo en América Latina y, sobre todo, en México.

De visita en el país, Eila Lifflander, Country Manager de Jimdo en Latinoamérica, e Isabella Lomanto, Bussines Developer de la empresa, le cuentan a Forbes México la historia de la startup alemana y sus planes para México.

 

Hacen ‘Click’

 

Foto: JimdoSin mucho dinero en sus bolsillos, Matthias Henze, Fridtjof Detzner y Christian Springub fundaron en 2004 la compañía NorthClick, en donde desarrollaron el software que es la base de Jimdo.

Con el proyecto empacado en su maleta, los tres alemanes de entre 30 y 35 años decidieron presentarlo en una competencia de planes de negocio, en el que un jurado decidió otorgarles 18,000 euros que les permitió abrir la que ahora es su oficina en Hamburgo.

“La idea de la empresa se resume en una frase: ‘Pages to the people’ (páginas para las personas). Queremos lograr que todas las personas puedan crear su propio dominio y que puedan potenciar sus ideas de negocio, algo que anteriormente se reservaba a los programadores y diseñadores”, asegura Eila Lifflander.

El negocio de Jimdo se basa en ofertar dos opciones de pago para abrir páginas web, las cuales se encuentran dirigida a emprendedores y negocios, así como un paquete gratuito.

El éxito que ha tenido la empresa desde que se estableció oficialmente en 2007, le ha permitido la sostenibilidad del negocio sin la necesidad de nuevas rondas de inversión.

“Hace unos años rechazamos una inversión por un monto de 8 dígitos”, recuerda la joven.

Hoy, el equipo de Jimdo cuenta con 170 colaboradores distribuidos en 4 oficinas en San Francisco, Tokio, Shanghái y Hamburgo.

Y aunque para la empresa no es una prioridad crecer a gran velocidad pone los ojos en México en donde ve una oportunidad de llegar a las Pequeñas y Medianas Empresa (Pymes).

“El que hoy no tiene una página web, no existe”, asegura la joven.

Desde la página web, el usuario cuenta con las herramientas para operar una tienda online que cuenta con galerías de los productos, así como sistemas de pagos para las compras realizadas.

 

Páginas, tecnología y diversión

Foto: JimdoPara Eila e Isabella la tecnología no sólo les ha permitido crecer como empresa, sino también optimizar la oportunidad de divertirse trabajando, algo que, dicen, nadie pensaría que ocurre en una empresa alemana.

“A veces el trabajo se vuelve rutinario y la mejor forma de cambiar la situación es divertirse cuando compites con los equipos de trabajo, y como premio recibes una canción. Te da la satisfacción de sentirte mejor”, asegura Isabella Lomanto.

Desde un chef en la oficina que se encarga de preparar los platillos favoritos del equipo Jimdo, hasta una encargada exclusivamente de mantener felices a las personas (Feel-Good Manager), son las razones que convierten a esta empresa en un negocio muy particular para sus empleados.

“El estar en un espacio libre y que puedas desarrollar tu creatividad eleva tu producción”, comenta Lifflander.

En este sentido, Lomanto defiende que no es necesario contar con un gran espacio o ser una empresa del tamaño de Google para adoptar este estilo de trabajo, sólo se trata de encontrar las cosas que pueden inspirar a una persona.

“A veces los latinoamericanos tenemos la cultura de ser los primeros en llegar y los últimos en irnos, pero eso no te hace más productivo; para los alemanes el irte primero quiere decir que eres una persona muy productiva”, dice Eila, quien es originaria de Colombia.

 

México conectado

La empresa centra sus inversiones en educar a los usuarios sobre el uso e importancia de las páginas de internet a través de seminarios y cursos online, mientras que a comienzos del próximo año presentarán su aplicación para dispositivos en sistema Android.

En septiembre de este año, la empresa lanzó su aplicación para los dispositivos de Apple que a la fecha tiene 150,000 descargas en la red, y ha sido reconocida en 46 países en la tienda Apple Store.

En México, Jimdo ha crecido en el número de usuarios gracias a la iniciativa ‘Conecta tu negocio’ que promueve junto con Google, y ahora planea trabajar con la ‘Red de Apoyo al Emprendedor’ que maneja  el Instituto Nacional del Emprendedor (Inadem).

Con la plataforma de Jimdo se han creado cerca de 400,000 páginas en internet en el país.

Para Eila Lifflander el reto es capacitar a los mexicanos en las nuevas tecnologías, pero también en dar a conocer  su experiencia de negocio: “Creemos que nuestra historia como empresa tiene el potencial de inspirar a otras compañías”.

 

4  puntos desde Alemania para emprender

Foto: Matthias HenzeMatthias Henze, cofundador de Jimdo, resume en 4 puntos clave su forma de hacer rentable al estilo alemán de hacer negocios:

 

1.   Céntrate en el producto

Para tener un producto entre tus manos, el primer paso es creer que es bueno, pero también debes criticarlo para lograr su mejora continua.

“Es fundamental que se invierta en calidad y si un proyecto necesita más tiempo para estar listo, hay que darle el tiempo que necesita, para nunca prescindir en calidad”, dice Henze.

Es importante que nunca pierdas de vista las necesidades del público, así como las tendencias del mercado, lo que te permitirá lanzar un producto que pueda innovar.

 

2.   Invierte en las personas

Lograr alcanzar un objetivo común como empresa requiere inversiones en el capital humano que conforma al equipo, esto es clave para que las personas se sientan parte un equipo.

En este sentido, el cofundador de Jimdo tiene claro que la forma de comunicar se convierte en un ingrediente necesario en éxito de un negocio: “Agiliza la comunicación eliminando escalones de la jerarquía y sitúa tu puesto de trabajo junto a ellos; esto facilitara el acercamiento y la toma rápida de decisiones. Ofréceles también un espacio dentro de la compañía en el que puedan aprender, hablar y desarrollarse como profesionales”.

 

3.   Logra la independencia en tus decisiones

Para muchos emprendedores el principal reto es lograr el financiamiento. Sin embargo, obtener los recursos económicos implica el reto de la independencia en la toma de decisiones y la priorización de necesidades frente a la exigencia de los inversores.

“Es preferible mantener un crecimiento lento, pero seguro; es lo que se conoce como crecimiento sostenible”, asegura Matthias, quien cree que una fuerte inversión puede significar el sacrificio de los objetivos que persigue tu producto y orillarte a sólo centrarte en los resultados a corto plazo.

 

4.   Cuida a tu comunidad

Dicen que la mejor publicidad es la que se da de boca en boca, y para Jimdo esto es verdad. La satisfacción de los usuarios o clientes  se logra gracias a la cercanía de una empresa con las personas, por ello, es prioritario que ofrezcas servicios de asesoría y actividades que mantengan al público informado puntualmente de las ventajas de tu producto.

Foto: Jimdo

 

Siguientes artículos

Sobre cómo lo que funcionaba dejó de hacerlo
Por

El panorama está cambiando a cada segundo y hace falta mantenerse actualizado, tener toda la información posible a la ma...