La crisis del post en blanco le llega tarde o temprano a cualquier administrador de redes, pero no entren en pánico, hay una solución.

 

Al igual que a los escritores les sucede con la hoja en blanco, en algunas ocasiones a los community managers les cuesta trabajo generar contenido atractivo y de valor para la marca. Cuando se agota la creatividad y el ingenio, pueden suceder cosas que podrían acabar con la reputación que tanto nos ha costado construir.

La crisis del post en blanco tarde o temprano le llega a cualquier administrador de redes; no obstante, para evitarla hay que tener en cuenta algunas consideraciones generales que nos sirvan de guía para no perdernos en nuestro trabajo.

PUBLICIDAD

La idea es partir de un punto central: el plan general de comunicación de la marca. Siempre debemos tener en cuenta que hay una serie de objetivos que debemos cumplir y que los medios sociales forman parte de una estrategia que se creó en conjunto con otros medios. Por ello es importante que prácticamente nos sepamos de memoria los objetivos de la marca y de la campaña en la que estamos trabajando para no cometer errores.

Otro punto importante es no olvidar para quién estamos escribiendo. La relación marca-cliente es fundamental para desarrollar y curar nuestro contenido. La personalidad de nuestra marca es otro de los factores fundamentales en el desarrollo de contenido. Target y personalidad deben definir el rumbo de lo que compartimos en nuestros medios sociales.

El buen contenido tiene 3 características fundamentales:

Informar, es decir dar datos contundentes sobre el contexto en el que gira la marca; por ejemplo, si trabajamos para una aseguradora, explicar a través de infográficos el panorama de seguridad en cuanto a robos y otros datos estadísticos. Hay que crear un contexto que ayude al target a visualizar a la marca como la experta en su ramo.

Divertir. No se trata de ser chistoso o buscar la risa fácil, sino de ser amistoso. A través de la diversión, podemos colocarnos en el top of mind de nuestro target, generar empatía y buzz, que se traduzca en influential mkt. No obstante existe una delgada línea entre ser divertido y ser bobo.

Contenido único. El objetivo es construir el carácter de la marca, crear una personalidad inconfundible y convertirnos en parte de la personalidad de nuestro target. Si logramos tal cometido, entonces no solamente lograremos tener presencia en nuestro target, sino convertirnos en una referencia de su estilo de vida.

Algunos de los errores más comunes en el momento de crear contenido son:

Frases trilladas: nada más odioso que una marca sin imaginación e inventiva

Diseño pobre y contenido irrelevante: aunque todo el mundo comparta frases motivacionales y fotografías de mascotas simpáticas, no significa que nosotros debamos hacerlo.

Contenido que no tenga relación con la marca: todo lo que nosotros compartamos a través de medios sociales, debe coincidir con la personalidad de la marca que estamos construyendo.

Insistir en vender: debemos recordar que si bien las redes sociales forman parte de una campaña de marketing, no necesariamente son una inversión a largo plazo. No insistamos en vender; cuanto más lo hagamos, más huirá nuestro público.

A final de cuentas, cuando compartimos buen contenido, lo que vamos a obtener será la percepción de una marca que se muestra como experta en su ramo y visualmente atractiva; que además nos generará confianza, nos mostrará un lado amigable y la veremos como dispuesta a ayudar. Y todo, gracias al contenido que compartamos.

Contacto:
Twitter: @sincreatividad

 

Siguientes artículos

Tecnología Móvil, el reto para el gobierno
Por

Sin el uso de la tecnología, las oportunidades de simulación en reportes y visitas son muchas, y la certeza de que las a...