Cuando se busca a alguien que se encargue de nuestra estrategia de social media es fácil ser defraudado por una agencia. Afortunadamente, hay forma de evitarlo.  

 

Si tuviera que elegir una agencia que gestione sus cuentas de social media, ¿por quién se decidiría? ¿Por la empresa que le ofrece social media capabilty architecture o por los que crean una estrategia de data guerrilla management? Tal parece que entre más estruendosa la supuesta estrategia, funcionara mejor.

Desde que las redes sociales hicieron boom en el panorama del marketing y la publicidad hace un par de años, la cantidad de agencias que administran y gestionan las cuentas de empresas e instituciones creció exponencialmente. Por desgracia, con ellas aumentaron las personas que tratan de aprovecharse de la incertidumbre de este nuevo entorno ofreciendo servicios que muchas de las veces no tienen ni pies ni cabeza o bien, pero eso sí, tienen unos nombres sumamente rimbombantes.

PUBLICIDAD

El creciente mercado de las agencias que ofrecen servicios especializados para administrar las cuentas de sus clientes, muchas veces carecen de una estrategia adecuada o de la visión que implica una plataforma así. Por ello es importante reconocer qué puede ofrecer una empresa seria de gestión de redes sociales. Nasdaq en colaboración con Ragan Communication Inc., presentó un informe sobre la manera en que se estructuran las agencias de social media.

Así, va un pequeño repaso de lo que una agencia debe ofrecer a sus clientes.

Soluciones. Si la agencia va a manejar sus cuentas, primero debe hacer un diagnóstico no sólo de su empresa, sino del mercado y la competencia que nos permita entender cuál es el panorama de las redes en nuestro sector para saber dónde estamos parados. Así, la estrategia que se presente debe estar hecha ad hoc para su perfil y no basada en fórmulas de molde.

Ello debe incluir las redes en las que debe participar, objetivos claros a alcanzar en el corto, mediano y largo plazo; tipo y frecuencia de contenidos; y reportes de desempeño periódicos.

Construcción de canales de comunicación. Es fundamental que la comunicación entre la corporación y consumidores se establezca a través de las redes sociales, pues de esta manera no sólo se puede ofrecer información de un producto o servicio, incluso antes de que salga al mercado, sino se puede obtener un feedback que nos diga lo que piensa el target sobre lo que la empresa hace.

Crea y/o cambia la percepción de la marca. Todo se resume en una palabra: reputación. Qué piensa nuestro público objetivo, con qué nos asocia, tiene una buena o mala imagen. Además, la agencia debe tener una estrategia de contenidos que refleje de manera correcta la experiencia de la marca en sus canales digitales.

Maneja crisis. Antes de que se presente una crisis (porque van a llegar, se lo aseguro), la agencia debe presentar un plan de contingencia; mucho mejor, si lo construye en colaboración con la empresa.

Si la agencia ofrece lo siguiente, evítela:

Paquetes. Una estrategia de redes sociales no puede construirse con paquetes armados. Es cierto que se parte de una base común, pero cada empresa necesita por fuerza una estrategia única. Y si bien necesitamos hacer un bench marking constante, hay una gran diferencia entre revisar y copiar a la competencia o a las cuentas de otros sectores. No obstante, el presupuesto manda, por ello es importante que la agencia ofrezca alternativas y se logre un acuerdo entre cliente y proveedor.

Fórmulas para ganar dinero y/o ventas. Si le ofrecieron incrementar sus ventas o ganar mucho dinero a través de la publicidad “gratuita” de las redes sociales, le están viendo la cara. Eso no va a suceder en el corto plazo. Se requiere tiempo y esfuerzo para crear una base de seguidores que después se convertirán en clientes.

Ofrecer “soluciones cuantitativas”. Otro error de clientes y agencias es creer que a mayor cantidad de seguidores o fans de una página, la cuenta es exitosa. Nada más alejado de la realidad. Si la agencia ofrece “elevar” de manera vertiginosa a sus seguidores, desconfíe inmediatamente.

Lo complicado de elegir una agencia es que fluctúan entre dos realidades: aquellas que tienen un prestigio enorme por dedicarse por años a la publicidad y aquellas emergentes que no cuentan con un nombre dentro de las grandes ligas. Sea cual sea el caso, lo mejor es que cualquiera que sea su decisión, exija lo que es correcto.

Contacto:
@sincreatividad

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Bolsas de EU y México bajan por temor de retiro de estímulos
Por

Las positivas cifras en reducción de solicitudes de apoyo por desempleo y un mejor PIB de EU que el estimado regresaron...