Estamos en un escenario nacional y regional de fuerte oposición a proyectos industriales y mineros. ¿Por qué llegamos a esto? ¿Cómo evitar estas situaciones?

 

Por Mathieu Vallart

Según el Observatorio de Conflictos Mineros de Latinoamérica, 215 proyectos mineros están involucrados en algún tipo de conflicto con la comunidad en la región, generando atrasos, paralización y judicialización de estas inversiones.

PUBLICIDAD

Desde nuestro punto de vista, hay cinco elementos clave en un proceso de gestión de impactos sociales que, de no ser abordados adecuadamente, pueden ocasionar graves problemas para la sustentabilidad de un proyecto:

  1. Una sólida línea de base social: Puede parecer evidente, pero es un tropiezo recurrente. La legislación nacional y regional no obliga a un mapeo acucioso, sociológico y ecosistémico de las comunidades; sin embargo, es un elemento clave para iniciar la construcción del diálogo, el desarrollo de medidas de mitigación y/o compensación, así como la creación de confianza.
  2. Un detallado mapeo de stakeholders: La identificación y análisis de todos los grupos de interés es fundamental, y mientras antes se efectúe el proyecto tendrá mayor probabilidad de éxito. Esta identificación debe apuntar al entendimiento detallado de la relación de cada grupo de interés con el proyecto, para que posteriormente guíe la construcción del Plan de Relacionamiento Comunitario.
  3. Valoración de riesgos ambientales y sociales: Si bien la identificación de ambos riesgos es clave, es más importante la valoración de sus consecuencias, a fin de poder integrarlos en los sistemas de gestión. Poner un valor sobre un riesgo ambiental y/o social es un ejercicio necesario para entender y consensuar su magnitud para desplegar las medidas de mitigación adecuadas.
  4. Plan de relacionamiento y desarrollo priorizado: Cada grupo debe tener una estrategia de relacionamiento priorizada, diferencial y con medios apropiados para asegurar una información inclusiva, oportuna y sin sesgo, así como la recepción de comentarios, dudas, reclamos para su debido tratamiento e identificación temprana de potenciales conflictos.
  5. Programa de gestión de impactos con indicadores de medición: Únicamente si se dispone de medición de algún tipo de indicador de resultados e impactos se podrá analizar ex post la efectividad de la gestión tanto negativa como positiva del proyecto.

Tomar en cuenta estos elementos puede marcar la diferencia para tener un desarrollo con o sin tropiezos.

 

Mathieu Vallart es socio del Área de Sustentabilidad de PwC ([email protected]).

 

Contacto:

Twitter: @PwC_Mexico

Facebook: pwcmexico

YouTube: PwCMX

Página web: PwC México

Blog: PwC México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Por qué los autos y la industria energética son claves para DHL?
Por

La empresa mundial de logística planea duplicar el tamaño de su equipo y continuar sus inversiones de la mano del desemp...