Preparar un presupuesto, planear con los amigos y utilizar lo que tienes en casa, son algunos elementos que te ayudarán a disfrutar de la máxima celebración de los mexicanos, sin dolores de cabeza ni sobreendeudamientos. 

 

 

La celebración de las fiestas patrias está cerca y los mexicanos conmemoran esta fiesta tricolor con mucho sabor, pero también invirtiendo grandes cantidades de dinero. Festejar no está mal, pero se recomienda que el consumo sea moderado y se ajuste a tu presupuesto, de lo contrario las próximas celebraciones te dejarán a ti y a tu cartera con una gran resaca financiera.

PUBLICIDAD

De acuerdo con la reparadora de crédito Resuelve tu Deuda, una persona cuyas finanzas se encuentran sanas invierte en promedio 30% de sus ingresos fijos en gastos variables, como vestimenta y entretenimiento.

Al respecto, Juan Pablo Zorilla, co-director general de Resuelve tu Deuda, explica en un comunicado: “Festejar en grande no significa invertir cantidades de dinero que hagan peligrar tu presupuesto mensual. Es posible cuidar las finanzas y divertirte con familiares y amigos al mismo tiempo. Te sugerimos armar un calendario de celebraciones y así tener bien identificados tus gastos a largo plazo, esto te ayudará a definir tu capacidad de pago y evitar sobreendeudarte”.

A continuación, Resuelve tu Deuda brinda algunos consejos que te ayudarán a evitar la resaca patriótica y a preparar tus finanzas el resto del año:

1. Prepara un presupuesto. Considera esta fiesta como un gasto variable en tu presupuesto, pese a que incluye comida que comúnmente entraría en tus gastos fijos. Posiblemente en esta ocasión la comida será en grande y este gasto podría significar hacer otros sacrificios en tu presupuesto mensual.

2. Planea con amigos. No asumas todos los costos de la fiesta. Júntate con tus amigos más cercanos para fijar un presupuesto y así cobrar partes equitativas a todos los miembros de la celebración. Además, al tener más personas ayudándote a planear lo hará más divertido y consumirá menos tiempo.

3. Usa lo que tienes en casa. Es normal que para este tipo de celebraciones queramos apantallar a nuestros invitados con las mejores decoraciones. Sin embargo, una manera en la que puedes disminuir significativamente tu presupuesto es decorar con lo que ya se tiene en casa, o bien, hacer manualidades con materiales de bajo costo.

4. Cubre tus deudas. Es importante que antes de considerar hacer otro gasto fuerte, hagas un cálculo de cuánto debes destinar en pago de deudas, liquidando la que sea más costosa en primer lugar para que no siga generando intereses y así puedas disfrutar mejor de las fiestas que vienen.

5. Evita usar tarjetas de crédito. La euforia de las celebraciones nos inclina a usar el “tarjetazo”, pero es recomendable hacer uso de este instrumento cuando se trate de un bien duradero, o siempre y cuando seas “totalero”, es decir, tienes los recursos suficientes para pagar el total de lo que gastaste al momento del corte.

 

 

Siguientes artículos

8 documentos básicos para exportar en transporte
Por

La documentación no sólo es importante para controlar el transporte, también protege a las mercancías durante su transpo...