Fojal, en Jalisco, busca ser un puente entre la banca intermedia y el desarrollo social.
La necesidad de cambiar el emprendimiento “forzoso” por el emprendimiento visionario radica muchas veces en las condiciones y herramientas que algunas personas tienen para realizar esta tarea. A 28 años de creación, Fojal sigue trabajando en este objetivo, buscando ofrecer a los jaliscienses un apoyo integral que acompañe a la empresa desde su creación, desarrollo y plenitud como negocio.

Los retos son diversos y complejos, sobre todo porque el trabajo de Fojal no se trata sólo de dar préstamos, como mucha gente cree, sino que su verdadera labor es valorar, capacitar y acompañar a las personas que tienen un proyecto de negocio, señala Gabriela de Anda Enrigue directora de la institución.

Hace unas semanas se publicó en los medios de comunicación que las Pymes reciben menos del 20% de crédito bancario para su financiamiento , noticia que para muchos pudo pasar desapercibida, pero que en la realidad amerita tener esfuerzos aún mayores.

El objetivo de un sistema estatal de financiamiento es hacer sujetos de crédito a aquellas personas que tienen un proyecto de negocio, financiándolos de acuerdo a los programas vigentes con base en las necesidades del emprendedor.

PUBLICIDAD

Fojal es busca ser el “punto intermedio” entre la Banca Tradicional y el Desarrollo Social.  La capacidad de emprender no está limitada al grado académico que tienen las personas. Fojal busca “ser un vínculo para que el ciudadano se sienta acompañado por el gobierno” y sobre esta línea también le enseña a los emprendedores sobre cuándo y para qué vale la pena pedir un financiamiento público.

Para Fojal es un reto adicional crear incentivos para que las empresas sigan por este camino de desarrollo y crecimiento sustentable que les permita alcanzar el éxito y mantenerse en él, detalla  Gabriela de Anda

Una MiPyME no siempre tiene que aspirar a convertirse en una gigante o de mayor escala, porque posiblemente su aspiración es ser una empresa “de nicho” que cumpla con las demandas de cierto sector.

Para conocer más a fondo el trabajo de Fojal habría que echar un vistazo a los números y ver lo que estos nos dicen. Por ejemplo, de 2007 a 2013 se otorgaron más de 67 mil de créditos que suman alrededor de 3,048 millones de pesos. Tan sólo el año pasado se dieron cerca de 46,000 asesorías y capacitaciones .

Sin embargo, también hay otros números que vale la pena revisar. En Jalisco existe un déficit superior al 45% en la generación de empleos, misma que las empresas actualmente establecidas no pueden absorber de manera satisfactoria. Por otro lado, la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) informa que en Jalisco 27.8% de la Población Económica Activa (PEA) se encuentra en laborando en el empleo informal.

Estas situaciones no quedan solo en manos de Fojal o de cualquier otra dependencia del gobierno ya que la responsabilidad no cae en concreto en algún actor en específico sino que es todo el gobierno quien debe responsabilizarse junto con la Iniciativa Privada.

Las empresas son una pieza importante en el motor del desarrollo económico para Jalisco, esto ha quedado demostrado con la exigencia y compromiso que la sociedad exige. El emprendimiento social es la otra cara del nuevo modelo de desarrollo que se está impulsando en nuestro país. Sabemos que el gobierno no tiene la capacidad para atender todas las necesidades actuales, y si la tuviera, haría mal en utilizarla pues no se trata de introducirnos a un régimen asistencialista y paternalista. Hoy las empresas sociales cubren las necesidades de un gran sector de la sociedad, que posiblemente ha quedado al margen de las capacidades del gobierno. Esto no es problema, al contrario, la participación de la empresa en un ámbito social la lleva a convertirse en un desarrollador económico que genera oportunidades para toda la sociedad.

Jalisco necesita explotar la posibilidad de que las empresas sociales tomen ese rol participativo, pero sabemos que para lograrlo se necesitan crear alianzas con el sector público. El valor que tiene una alianza público-privado es por un lado la especialización y calidad que se ofrece por parte de una empresa, y por el otro la capacidad y recursos que el gobierno puede aportar para lograr un cometido. Es un valor que posiblemente no se calcule fácilmente pero que sus resultados generan bienestar

Fojal tiene la oportunidad de convertirse en ese agente de cambio que fortalezca la alianza público-privada. Su labor es de gran valor agregado para las empresas y emprendedores jaliscienses; sin embargo podría multiplicarse en la medida en que se apoye de las empresas sociales que buscan este mismo propósito.

Prospera trabaja para que los emprendedores y empresarios MiPyMEs cuenten también con el apoyo y soporte de herramientas que los acompañen a lo largo de su desarrollo. Por ello es que sumar los esfuerzos que realiza Fojal a la par de las actividades que realizamos redundaría en algo positivo para todo el estado.

De generarse una alianza entre Fojal y Prospera podríamos implementar programas con base en 5 ejes de acción: a) Administración de MBA Corps (pasantías) que establezcan vínculos con las mejores universidades de Estados Unidos para diseñar las mejores herramientas para emprendedores; b) Capacitación General y por Industria grupal e individual que coadyuve a desarrollar estrategias específicas para cada empresa; c)  Mentorías impartidas por expertos a mentores y emprendedores que permita estar cercanos y al tanto de las necesidades de los beneficiarios mediante sesiones de emprendimiento; d) Observatorio Ciudadano que permita recopilar y analizar información del municipio diagnosticando oportunidades de negocio geográficamente localizables; e) Distribución de Información  recopilada en Observatorio Ciudadano de tal forma que sea accesible y alcanzable para todos los beneficiarios.

En específico podrían ser programas como el Programa de Mentores y el Programa de sustitución de importaciones  que permitan mapear aéreas de oportunidades de lo que se está importando para que los emprendedores puedan desarrollar los productos de nicho con base en necesidades del mercado. Jalisco además necesita un Directorio de microempresas y emprendedores locales para que FOJAL tenga vinculación con las empresas socialmente responsables y promueva su desarrollo; así como un Programa de asistencia técnica para participar en licitaciones del Ayuntamiento que promueva la posibilidad de que los emprendedores puedan participar en las licitaciones municipales y convertirse en proveedores de los ayuntamientos o del estado.

Lo que hoy es lamentable es que Fojal, pieza clave del Sistema Estatal de Financiamiento, se encuentre paralizado desde la entrada del nuevo gobierno del Estado, lo cual afecta a cientos de emprendedores y empresas beneficiadas con los créditos y servicios que ahí se prestan. La fortaleza de un sistema de financiamiento se demuestra en su capacidad para deslindarse y mantenerse autónomo de los tiempos políticos y electorales puesto que el desarrollo no puede estar sujeto a este tipo de ataduras. Es urgente que la situación por la que atraviesa Fojal sea superada con creces, es decir que se planteen nuevos horizontes para el financiamiento de emprendedores y empresarios y que a su vez se cambien sus criterios de operación para mantenerlo totalmente autónomo.

Jalisco es un estado que necesita incrementar su competitividad, actualmente nos encontramos en el lugar número 13 del ranking nacional según el Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO) sin embargo, “se trata de generar un mejor estado de bienestar, es decir que las empresas se conviertan en el brazo del desarrollo económico del país. Eso por supuesto generará tanto un bienestar social para el estado como la estabilidad y crecimiento que necesitamos para seguir en ascenso. Estamos en el punto de no retorno, lo que nos queda es seguir adelante”, completa la directora de Fojal.

 

Contacto

 

[email protected]
www.prosperando.org
Facebook: Gabriela Enrigue
Twitter: @GabrielaEnrigue @ProsperaMexico

 

Siguientes artículos

El ‘Z-40’ y la Ley Antilavado
Por

Miguel Ángel Treviño Morales conocido como ‘El Z-40’, jefe máximo de la organización delictiva denominada Lo...