No se puede definir al traductor de innovación con un título, pero sí por sus rasgos de personalidad, e identificarlo puede ser clave en tu organización. Son esos actores que convierten lo pequeño o insignificante en algo grande.

 

Los traductores son sumamente importantes en el mundo de hoy. No me refiero a traductores de idiomas sino a estas personas definidas por Malcolm Gladwell en The tipping point (La frontera del éxito) como traductores de innovación. En otras palabras, asimilan ideas e información de un entorno muy especializado o detallado y la traducen a un idioma –contenido de texto, arte, etc.– que un mayor grupo puede entender y utilizar. Como Gladwell mismo dice: “La frontera del éxito es la biografía de una idea.”

En negocios, el rol de los traductores es clave para el éxito de una organización. Ayuda a que los detalles se difundan de una manera sencilla y comprometedora a los miembros que tienen oídos para escuchar o voluntad para actuar. ¿Quiénes son los traductores? ¿Se caracterizan por una cierta función o área de trabajo?

Para identificar a estas personas claves en su organización hay primero que entender la descripción que da Gladwell en su libro de cómo los actores claves hacen que algo pequeño o insignificante se vuelva algo grande. Recalcando el libro de Gladwell, existen “Connectors” (Conector), “Mavens” (Maven), y “Salesmen” (Vendedor), que influyen en el cambio y los resultados de cambio. Gladwell da ejemplos de cada uno de estos actores de cambio para sostener su idea de que las ideas, los productos, los mensajes y las conductas se extiendan entre nosotros igual que los virus.

Los traductores son los que me llaman mucho la atención en este mundo complejo que vivimos, porque son, tal vez, los más invisibles en un proceso de cambio. Los traductores trabajan muchas veces silenciosa pero meticulosamente. Son, por lo general, las personas a las que les gusta informarse, leer, explorar y entender el “porqué” de las cosas. La innovación existe en una organización cuando traductores realizan conexiones inesperadas entres ideas o proyectos diferentes.

El traductor es la conexión en cuerpo y alma entre ideas, funciones, personas y proyectos. El traductor puede tener un puesto que le permite relacionarse con mucha gente de la empresa –un puesto de comunicaciones, de tecnología o de recursos humanos, por ejemplo–. El traductor también puede ser la cabeza de la empresa o unidad de negocio que traduce la información para la junta directiva y/o para sus equipos de trabajo. En fin, no se puede definir al traductor con un título, pero sí tiene rasgos en su personalidad:

  • Promueve la empatía.
  • Promueve la curiosidad.
  • Tiene la capacidad de comunicar, de manera sencilla y poderosa, la información que asimila todos los días.

En muchas entrevistas, desde que se publicó The tipping point en el año 2000, Gladwell asegura que su objetivo no es buscar conversos, “sino arrancar una conversación”. Los traductores, de la misma forma, ayudan a que tengamos conversaciones y veamos conexiones inesperadas entre distintos elementos, para que, tarde o temprano, logremos el éxito en nuestra organización.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @ClarkEsther

Blog: Hipona Consulting

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

manufactura
50% de las empresas mexicanas utiliza outsourcing para pagar nómina
Por

A nivel Latinoamérica, el 49% de las empresas utilizó outsourcing, debido a que redujo sus costos en los departamentos d...

También te puede interesar