Si aquello que nos atrae entra por los ojos, se percibe con el gusto y se siente con el tacto, el aroma completa la experiencia volviéndola lo más sublime o deliciosa que hayamos vivido hasta el momento.

 

Es por eso que el aroma del whisky, con sus complicadas tonalidades que pueden ir desde maderas, flores, cítricos o especies, es algo mucho más complicado que tan sólo apreciar el color o sabor de un buen whisky, no importa si es single malt, es decir, sólo hecho con cebada, o aquellos llamados blend que están hechos con otros granos como maíz o trigo en una combinación que deleita al paladar.

 

PUBLICIDAD

Es por eso que, en síntesis, te damos cinco pasos para identificar los aromas de un whisky; y para cumplir a cabalidad, utilizamos el mejor whisky disponible: The Glenlivet Single Malt.

  1. Alcohol

A pesar de que pudiera parecer obvio ante una bebida espirituosa, trata de definir con tu olfato el alcohol que puedas percibir durante 10 segundos; por regla general, si una bebida huele demasiado a alcohol, esto quiere decir que no existió una buena mezcla desde el inicio o que los ingredientes fueron descuidados en algún momento de la destilación. En el caso de The Glenlivet, el alcohol es muy sutil, pero se percibe de manera sólida, mostrando un aroma completo y sin dar lugar a minucias.

  1. Maderas

Gracias a su producción o a su forma de transportar, el whisky puede llegar a tener notas de maderas, las cuales son capaces de integrarse al olfato al dar una fuerte aspiración; cuando hablamos de The Glenlivet, aspira durante cinco segundos después de apreciar el alcohol y se podrán apreciar detalles de roble Americano. Fuerte pero sensible.

  1. Fruta

Gracias a su contacto con la tierra y modelo de fabricación y destilación, casi cualquier fruta puede aparecer al olfatear una bebida; en el caso de The Glenlivet Single Malt, podemos apreciar detalles a mandarina y un toque a naranja.

  1. Especias

Un detalle que sólo la nariz más afinada puede alcanzar a descubrir en los olores de cualquier bebida son los rastros de las especias. Gracias a sus sutiles pero definidos aromas, te recomendamos aspirar entre cinco a 10 segundos para encontrar todo lo que una bebida puede ofrecerte; cuando aspiramos The Glenlivet Single Malt podemos ver un poco de clavo, añadido con toques ligeros de pimienta profunda.

  1. Cereal

El sabor más definido de una bebida y que en concentrado lo puedes descubrir es su origen: cebada, maíz, trigo, entre otros. Para conseguirlo, además de una nariz muy fina, sugerimos pequeñas aspiraciones de entre dos a cinco segundos, y que te recuerden a algo; ese primer aroma será, con toda certeza, el cereal de donde viene. Para The Glenlivet, el aroma a cebada es sencillo, pero puedes aspirarlo sin problema.

 

Siguientes artículos

Así es Moray, la cuna de The Glenlivet
Por

Desde el aspecto más pequeño de la tierra y el agua, como podrían ser sus nutrientes, hasta la temperatura y velocidad d...