“El sistema educativo debe abandonar la repetición y aprender a vivir en la incertidumbre. Hay que darle más importancia a lo desconocido que a lo que se sabe.”

 

Por Lourdes Zamanillo

En muchas escuelas el concepto de aprender sigue siendo el de sentarse derecho, mantenerse en silencio y memorizar todo lo que el profesor escribe en el pizarrón. Si bien este modelo funcionó durante generaciones, la realidad actual exige nuevas competencias que rebasan la memorización de conocimientos.

PUBLICIDAD

Érase una vez una sociedad productivista donde cada profesión tenía tareas específicas y donde las personas entraban al mundo laboral para trabajar bajo el mando de un jefe durante largos años, ahorrar y jubilarse.

Hoy vivimos definidos por el cambio. Los puestos no son fijos. Las industrias evolucionan día con día. La incertidumbre rige el mercado. La educación ya no se puede dar el lujo de depender de la memorización de conceptos para capacitar a los líderes del mañana; debe proveerles herramientas flexibles y enseñarles a diseñar estrategias, no sólo darles un manual rígido de conocimientos y reglas inamovibles.

“No hay un conocimiento inmutable y eterno”, dijo la doctora María Elena Marroco, directora de Grupo Marroco, en la conferencia ¿Qué aprender de la incertidumbre?, llevada a cabo el pasado 14 de abril en la UNAM. “El conocimiento debe ser validado constantemente. Hay que aprender un nuevo modelo que configure nuestra forma de pensar: que nos inculque el buscar información y utilizarla con herramientas interiorizadas”, detalló. Según Marroco, debemos entendernos como parte de un sistema que evoluciona constantemente y junto con el cual también debemos mutar.

“El sistema educativo debe abandonar la repetición y aprender a vivir en la incertidumbre. Hay que darle más importancia a lo desconocido que a lo que se sabe”, dijo. La doctora recalcó que los conocimientos “formales” que adquirimos rara vez reflejan la verdad, dado que están sesgados por la perspectiva del autor. Por lo anterior, al estar capacitado con herramientas de análisis y comprensión, el estudiante está más empoderado que si memoriza datos vacuos que cambian conforme cambia el narrador –datos que están descontextualizados y sólo le dan la “ilusión” de comprender.

Es necesario redefinir los objetivos de la educación. Mientras preparemos a nuestros jóvenes para perfiles caducos bajo un modelo laboral que ya no existe, sólo les estamos atando las manos. En la educación debe haber un “para qué” definido por el desarrollo sostenible y sustentable de nuestro entorno.

Bill Drayton, fundador de Ashoka, establece que la empatía, el trabajo en equipo de equipos y el liderazgo horizontal son habilidades clave a inculcar en todos los seres humanos si deseamos que se conviertan en agentes de cambio. A través del programa Escuelas Transformadoras, Ashoka busca empoderar a niños y jóvenes con las herramientas necesarias para cambiar su realidad.

“Un entorno educativo en donde se rete a los estudiantes a extender sus capacidades a través de problemas prácticos trabajados en equipos de equipos dará como resultado estudiantes motivados, empáticos, con mejores resultados, que se sienten cómodos ante la incertidumbre y confiados con su preparación”, expresa Bill Drayton.

La empatía implica que antes de tomar cualquier decisión uno debe pensar en los efectos que ésta tendrá sobre los demás. Con tan sólo este cambio aplicado a una gran escala, ¿cómo cambiaría nuestra realidad?

La mayoría de nuestros niños crecen aprendiendo a obedecer, aprendiendo que tomar la iniciativa es malo e interiorizando que no son competentes o responsables de sus acciones; que los otros (los adultos) lo saben hacer mejor.

El Estado no puede resolverlo todo. Así como las organizaciones de la sociedad civil y/o las empresas tampoco lo pueden hacer. Debemos trabajar en conjunto para reformar nuestro sistema educativo y que éste pueda preparar efectivamente a nuestros futuros líderes, brindándoles las herramientas necesarias para que innoven.

 

Lourdes Zamanillo es coordinadora de Comunicación de Ashoka México.

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Facebook: AshokaMX

Twitter: @ashoka_mx

Página web: Ashoka México y Centroamérica

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

5 puntos que debes tomar en cuenta para una jubilación exitosa
Por

El ahorro para la jubilación es importante, según la encuesta La confianza en la jubilación 2015 del Employee Benefit Re...