Se buscan directores de consejo que piensen de forma independiente, que planteen temas relevantes, los debatan a fondo y trabajen hacia el consenso.

 

 

Ejecutar y vigilar el cumplimiento de las decisiones de los accionistas de las empresas, independientemente del giro al que se dediquen, así como realizar las actividades necesarias con el fin de planear, dirigir y llevar a cabo una buena administración en la gestión, conducción y ejecución de los negocios de esas corporaciones, no es siempre una función sencilla para sus consejos de administración o directorios.

PUBLICIDAD

En el portal de norgestion.com encontramos en sus cuadernos conceptos muy claros que nos ayudan, estimado lector, a dejarnos claro el concepto que en esta colaboración analizamos, entre los cuales están:

“El consejo de administración es el máximo órgano de gobierno de la sociedad, en el que los accionistas y propietarios de las empresas delegan su responsabilidad. Es el lugar en el que se toman las decisiones que afectarán todos los ámbitos de la empresa. Estas decisiones conformarán la pauta de funcionamiento de los ejecutivos de la compañía.”

En ocasiones, principalmente en compañías familiares, se ha percibido al consejo de administración como una “obligación” impuesta por la normativa. Pero no es una exigencia normativa –bien de la ley o del estatuto interno de la compañía–, sino que es una herramienta de gestión de gran importancia. La creación de un consejo de administración implica, según la legislación, el cumplimiento de una serie de requisitos formales (registros, etcétera), que convierten a sus componentes en gestores y responsables de la compañía.

Con el fin de profundizar en el cómo integrar un mejor consejo de administración en la empresa, compartiré contigo, estimado lector, la traducción que he realizado de algunas de las ideas expresadas por Richard M. Steinberg en su interesante libro Governance, Risk Management, and Compliance, conceptos que, estoy seguro, te serán de utilidad, ya sea que desempeñes una actividad corporativa o que en un futuro te integrarás a esta apasionante actividad.

Para Steinberg, un consejo (board) se debe construir con directores que tengan el conocimiento, experiencia y habilidades para entender la industria, negocios, gente y cuestiones significativas de la compañía; que trabajen de forma colegiada en dar consejo, asesoría y, cuando sea necesario, dirección a la administración, y también a quien tenga el rol de monitoreo. Estos directores piensan de forma independiente, plantean temas relevantes, los debaten a fondo y trabajan hacia el consenso. Ellos tienen el deseo de ver a la empresa triunfar en su misión, proveer el crecimiento deseado y los retornos esperados por los accionistas.

Lo que muchos comités de nominación hacen, a menudo con apoyo externo, es considerar qué características quieren que su consejo de administración reúna, y después determinar la forma como los directores actuales estén a la altura. Típicamente utilizan una matriz, con el criterio deseado incluyendo las habilidades buscadas y otros atributos, entre éstos características personales e interpersonales y habilidades. El objetivo es determinar las fortalezas y carencias con relación a las categorías establecidas para identificar dónde se necesitan mejoras.

Con todo lo aquí descrito podemos advertir que es muy importante que las empresas, tanto del sector privado como del público, cuenten con consejos de administración efectivos, integrados por consejeros internos y externos que reúnan las características específicas para lograr que la empresa triunfe en su misión contribuyendo al crecimiento de la misma, así como con los retornos esperados por los accionistas y ciudadanos, en cumplimiento siempre de la normatividad aplicable, y con estrictos niveles éticos y de transparencia.

John Davison Rockefeller, quien fue un empresario, inversionista, industrial y filántropo estadounidense, dijo: “Junto a hacer lo correcto, lo más importante es que la gente sepa que estás haciendo lo correcto.” Excelente frase que podría aplicar para la transparencia en las actividades de los consejos de administración. ¿Estás de acuerdo, estimado lector?

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Página web

Twitter

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Alstom después de la Línea 12
Por

El gigante francés pasa por un momento delicado. Hoy enfrenta un proceso de venta y presuntos casos de corrupción. Méxic...