A pesar de ser un instrumento conocido, muchas personas no saben cómo iniciar el proceso de inversión ni los beneficios de invertir en estos fondos. Veamos…

 

Los Fondos de Inversión son la forma más accesible para que los pequeños y medianos inversionistas puedan beneficiarse de invertir en instrumentos bursátiles, mejor conocidos como activos objeto de inversión, existentes en diferentes mercados, tales como: dinero, capitales, divisas y derivados. Es importante destacar que los fondos de inversión también son vehículos de inversión para grandes inversionistas.

A pesar de ser un instrumento conocido, muchas personas desconocen qué deben hacer para iniciar el proceso de inversión. Todo inicia cuando los inversionistas compran títulos de uno o varios fondos y una vez que se obtienen los recursos aportados por cada uno de los inversionistas; éstos son utilizados para la compra de una canasta de instrumentos del mercado de valores, procurando la diversificación del portafolio y manteniendo la estrategia de inversión del fondo en cuestión.

Cabe señalar que el rendimiento del fondo está determinado por el resultado entre el precio de compra y el de venta de los activos objeto de inversión, así como de la valuación de los mismos y de los gastos en que incurra el fondo para llevar a cabo sus servicios administrativos.

Por el contexto anterior, y por el grado de especialización que pueden tener los fondos de inversión, éstos son una alternativa para que los inversionistas reúnan su capital y lo inviertan en un portafolio con el objetivo de obtener atractivos rendimientos, en el corto, mediano y largo plazo (dependiendo del objetivo y perfil de inversionista, así como de la estrategia y horizonte de inversión del fondo en cuestión).

El objetivo de los fondos de inversión es ofrecer mejores rendimientos que los que ofrecen los productos bancarios tradicionales.

Algunos de los principales beneficios de invertir en fondos son los siguientes:

  1. Menor costo de entrada al mercado de valores: Puedes iniciar tu inversión desde montos relativamente bajos comparados con los recursos invertidos directamente en diferentes instrumentos.
  2. Diversificación: Conformados por diversos instrumentos, lo que ayuda a mitigar las variaciones por movimientos propios del mercado, sin dejar de brindar la posibilidad de obtener rendimientos.
  3. Administración profesional: No todos los inversionistas cuentan con el tiempo o los conocimientos requeridos para participar por cuenta propia en el mercado de valores, por lo que dicha tarea y habilidad queda en manos de los profesionales.
  4. Disponibilidad: Liquidez de acuerdo con las necesidades de los clientes permitiendo retirar su dinero con facilidad, con base en lo establecido en el Prospecto de Información al Público Inversionista* de cada fondo.
  5. Transparencia: Regulados por la CNBV (Comisión Nacional Bancaria y de Valores), su información es pública y de fácil consulta en Internet, periódicos y publicaciones especializadas.
  6. Los recursos permanecen invertidos hasta que el inversionista los requiera, evitando la venta de los instrumentos en caso de invertir en directo por rebalanceos de su portafolio. Asimismo, mediante este vehículo de inversión el cliente podrá adquirir más títulos del fondo en caso de tener nuevos recursos.
  7. Fácil acceso al fondo de inversión, cuando el cliente así lo requiera.

Los mejores fondos son aquellos que se ajustan a tu perfil de inversión.

 

*El Prospecto de Información al Público Inversionista es el documento autorizado por la CNBV que contiene la información relevante que contribuye a la adecuada toma de decisiones por parte del inversionista.

 

Contacto:

Twitter: @GFInteracciones

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Disney anuncia Episodio VIII de Star Wars en 2017
Por

En 2012, la empresa adquirió Lucasfilm por una suma que ascendió los 4,000 millones de dólares y prometió al menos tres...