Una posible victoria de Andrés Manuel López Obrador, de Morena,  en las elecciones presidenciales no ocasionará un impacto mayor en el mercado bursátil ni en el tipo de cambio, por el contrario, al pasar el proceso electoral se podría esperar una apreciación de la moneda nacional por la mayor certidumbre, de acuerdo con expertos.

El pasado 26 de junio, el Banco de México (Banxico) descartó una sacudida en los indicadores, debido a que los probables resultados electorales ya fueron descontados por los mercados.

“El candidato puntero pues lleva siendo puntero prácticamente toda la campaña. Entonces yo sí soy de la impresión que el mercado ya descontó con una alta probabilidad que ese equipo sea el que resulte ganador”, indicó Jaime Cortina, director general de Operaciones y Sistemas de pagos de Banxico, sin mencionar al candidato tabasqueño, según lo citado por Reuters.

Por su parte, Alejandra Marcos, directora de Análisis y Estrategia de Intercam, coincidió en consulta con Forbes México que los mercados ya incorporaron los resultados tanto en la Bolsa Mexicana de Valores como en el peso.

“Las reacciones que hemos visto han sido por razones ajenas al periodo electoral, como la imposición de aranceles por parte de Estados Unidos y la restricción monetaria en ese país… La volatilidad que hemos visto de 21 a 20 unidades en las últimas semanas están relacionadas por causas ajenas al periodo electoral”, comentó la especialista.

Este 28 de junio, el peso cerró en 19.72 pesos por dólar, con una apreciación de 2.25% o 45.4 centavos. Su nivel mínimo fue de 19.69 unidades.

Desde que comenzaron las campañas electorales (30 de marzo) a la fecha, el peso frente al billete verde ha pasado de 18.3 a 19.72 unidades (28 de junio), una depreciación del 7.5%.

El Índice de Precios y Cotizaciones, un indicador que agrupa a las principales empresas que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores, reportó al cierre de la sesión de este jueves un incremento de 0.33%.

Algunos factores como las tensiones comerciales entre Estados Unidos y el resto del mundo, incluyendo a México, así como la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) han generado volatilidad.

A finales de mayo, el gobierno de Donald Trump impuso aranceles del 25% y 10% a las importaciones de acero y aluminio. Y lo mismo quiere hacer el mandatario en el sector automotriz.

“Pensaría que, si el candidato de izquierda sale triunfador, el peso se debería apreciar más porque ya le quitas la incertidumbre de este proceso al tipo de cambio”, opinó Alejandra Marcos.

“Persisten otros factores de riesgo para la cotización del peso frente al dólar, en particular el creciente proteccionismo comercial de Estados Unidos y la amenaza de nuevos aranceles que podrían ser aplicados a las exportaciones del sector automotriz”, agregó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico-Financiero de Banco Base, en un documento.

 

Siguientes artículos

¿Cuál es la estrategia para elegir mejor tarjeta?
Por

La mejor forma de usar las tarjetas de crédito es tener una para cada ocasión, pero ¿cómo llegas a las mejores y saber c...