¿Alguna vez te has preguntado cómo se vería el Wi-Fi si fuera perceptible a los ojos? Nickolay Lamm hizo sus propias conjeturas y ayudado de varios colores, explica las diferencias entre los canales que usa una antena para transmitir datos.

 

 

El Wi-Fi está presente en casi todos los rincones de este mundo. A pesar de que lo utilizamos a diario, pocas veces nos ponemos a pensar en su funcionalidad y en su apariencia.

PUBLICIDAD

El artista e investigador Nickolay Lamm en conjunto con la astrobióloga M. Browning Vogel explican cómo se vería el Wi-Fi y su funcionalidad, tomando de referencia varios colores para marcar las diferencias entre los canales que usa una antena para la transmisión de datos.

En un post publicado en su blog oficial, Lamm indica que “el Wi-Fi es un campo de energía que se transmite en forma de ondas. Las ondas tienen una altura determinada, distancia entre ellos y viajan a una establecida velocidad. La distancia entre las ondas Wi-Fi es más corta que la de las ondas de radio y más larga que la de los microondas, dando a Wi-Fi una banda de transmisión única que no puede ser interrumpida por otras señales”.

Un estudio realizado por JiWire, empresa dedicada a las redes, estimó que en el 2010 existían cerca de 297,000 puntos de acceso a Internet inalámbrico en todo el mundo.

Estados Unidos lideraba el ranking al contar con 72,156 puntos de acceso, seguida por China con 36,592, Gran Bretaña con 28,187, Francia contaba con 26,603 puntos y Alemania con 14,841.

De acuerdo con la compañía española, Gowex a través de un convenio con empresas estadounidenses, se ha impulsado en la ciudad de Nueva York  la creación de 2,000 nuevos puntos de acceso, repartidos entre los principales lugares de concurrencia, a fin de brindar acceso a la red a más de 20 millones de habitantes y a los más de 52 millones de turistas anuales.

Aquí las deducciones que hizo Nickolay Lamm.

En la siguiente imagen los pulsos se muestran como esferas multicolores, se emplean colores como rojo, naranja, amarillo y otros, para mostrar los canales de Wi-Fi invisibles que conforman toda la señal. Al respecto, Lamm comenta que “los transmisores de Wi-Fi son una antena equipada con un protocolo de trasmisión que se divide de la banda  de frecuencia en varios segmentos conocidos como canales. Los datos pueden ser transmitidos a través de cada canal o con el fin de enviar y recibir mayores cantidades de datos a velocidades más rápidas”.

Foto: Nickolay Lamm

 

 

 

 

En ésta ilustración las múltiples frecuencias se muestran en azul, verde, amarillo y rojo. Las ondas Wi-Fi viajan por el espacio como pulsos codificados. “El marco de congelación de éstos pulsos son de aproximadamente seis pulgadas de distancia. Los routers Wi-Fi son básicamente una antena que puede enviar datos a través de múltiples frecuencias, todo esto al mismo tiempo”, indica el artista.

Foto: Nickolay Lamm

 

 

 

Aquí podemos ver que los datos transmitidos instantáneamente a través de diferentes frecuencias de una antena Wi-Fi en azul, índigo y campos amarillos. Lamm agrega que “la antena se puede conectar a los árboles, edificios, postes de luz y otras estructuras, éstos objetos pueden obstruir la señal de tal manera que tiene que ser aumentada por múltiples routers Wi-Fi colocados en diferentes posiciones”.

Foto: Nickolay Lamm

 

 

 

“Los routers Wi-Fi adheridas a los edificios, farolas y otros objetos crean un campo de datos circular a su alrededor. Las antenas tienen una señala omnidireccional, que se extiende por igual en todas las direcciones”, señala.

Foto: Nickolay Lamm

 

Siguientes artículos

10 tips básicos para proteger tu privacidad
Por

Son fáciles, sencillos y no toman mucho tiempo y bien pueden ahorrarte muchos dolores de cabeza.   Por Kashmir Hill...