El personsal branding es eso que hacemos todos los días, a veces de manera inconsciente. Cada interacción que tenemos con los demás nos permite dejar una marca en quienes nos rodean. Cuidar nuestra manera de conducirnos tendrá un gran impacto en nuestra reputación.

 

Por Jacquelyn Smith

 

PUBLICIDAD

“La vida no se trata de encontrarse a sí mismo. La vida se trata de crearse a sí mismo.”

 George Bernard Shaw

 

Tu marca personal está compuesta por tus distintos talentos y lo que representas. Es lo que la gente dice de ti cuando no estás cerca, y cómo estás posicionado en el mercado “el personal branding es el proceso de sacar a la luz tus talentos únicos y comunicarlos, a través de distintos medios, a la audiencia correcta”, dice Dan Schawbel , fundador de Millennial Branding y autor de Promote Yourself: The New Rules For Career Success. “Todo el mundo tiene una marca personal, desde las celebridades hasta los escritores, los empresarios, los empleados y los estudiantes. Todos vivimos en un mundo impulsado completamente por nuestras marcas, por lo que si no tienes una posición fuerte, pasarás desapercibido.”

Mike Fenlon, de PwC  Estados Unidos y global talent leader, añade: “Cada interacción que tienes con los demás te permite dejar una marca en quienes te rodean. Cuando eres constante en la entrega de esas experiencias, construyes una marca personal fuerte y auténtica, diferenciada y memorable. En resumen, es tu reputación.”

Como resultado, una marca personal fuerte puede ayudarte en el proceso de búsqueda de empleo.

“La mejor manera de conseguir un trabajo es construir una marca fuerte y atractiva que atraiga nuevas oportunidades”, dice Schawbel. “Debes pensar en ti mismo como una empresa y es mucho más fácil cerrar propuestas entrantes (correos electrónicos de potenciales reclutadores) que frías llamadas (tú, escribiendo por e-mail a los reclutadores).”

Casi todas las personas que buscan empleo saturan los sitios de ofertas de trabajo con sus CVs y rezan para que les respondan, afirma. “Los postulantes inteligentes crean una presencia en línea atractiva, y la optimizan, de manera que los reclutadores no sólo van a encontrarlos fácilmente, también querrán entrevistarlos.”

Tal vez el mayor beneficio del personal branding como buscadores de empleo es la auto conciencia de nuestras habilidades y talentos únicos, y el reconocimiento de lo que nos apasiona y diferencia de los demás, dice Fenlon. “Esto puede darnos una gran ventaja cuando tratamos de destacar en un mercado laboral competitivo y de encontrar un trabajo que sea una buena opción para nosotros. Pasar por el proceso de personal branding lleva algún tiempo de preparación y una reflexión seria, pero es una inversión que vale la pena, ya que puede ayudarnos a enfocarnos en a dónde queremos ir en el largo plazo”.

Como una persona que busca trabajo, es especialmente importante que seas capaz de conectar intelectual y emocionalmente con las personas que te entrevistas, explica Schawbel. “Al prepararte meticulosamente  para la entrevista, utilizando tu personalidad, siendo profesional, vistiendo de forma adecuada, mostrando un lenguaje corporal positivo y dando seguimiento inmediatamente después de la entrevista, te ubicarás como uno de los principales candidatos.” Sólo estar calificado para un puesto no es suficiente actualmente. Tienes que ser percibido como el candidato adecuado, y a través del personal branding podrás situarte de mejor manera en la posición que deseas dentro de la empresa que te entrevista.

Fenlon está de acuerdo. Él dice que una entrevista de trabajo puede ser la primera —y más duradera—  impresión que un empleador potencial tenga de nosotros y de lo bien que podemos encajar en su organización. “La mejor manera de representar tu marca es ser tú mismo y ser claro en lo que ésta significa.”

Tienes que ir a una entrevista con extrema claridad sobre quién eres, lo que te apasiona, y por lo que quieres ser conocido, añade. “También tiene que ser capaz de articular y exudar el auténtico tú, tanto con tus palabras como con tu conducta. Asegúrate de tener historias que demuestren lo que te hace excepcional. Esas historias también deben mostrar al verdadero tú de una manera memorable y auténtica”.

Aquí hay algunas maneras en que puedes mostrar tu mejor marca personal durante el proceso de la entrevista:

• Antes de la entrevista, investiga sobre la compañía, dice Fenlon. ¿Quiénes son? ¿Qué tipo de servicios ofrecen? ¿Quiénes son sus clientes? Luego prepárate para todas las preguntas posibles y repasa tu currículum. “Busca oportunidades para practicar tus habilidades de entrevista con los demás a través de ensayos.” A continuación, preparar preguntas para el entrevistador. Recuerda que una entrevista es una vía de doble sentido, y tus preguntas pueden decir algo acerca de quién eres y sobre tu marca personal.

• Ve a la entrevista con un conjunto de herramientas de personal branding, entre las cuales están: tu tarjeta, una carta de presentación; obvio, el curriculum vitae, un documento de referencia, y, si estás en un campo creativo, un portafolio de trabajo, recomienda Schawbel. “Cada una de esas herramientas debe tener un enlace a tu sitio web o a tu perfil de LinkedIn. Al hacer esto, serás visto como alguien preparado, reflexivo y que entiende cómo venderse a sí mismo.”

• Muestra un lenguaje corporal positivo. Siéntate con la espalda recta, sonríe, da un firme apretón de manos y haz contacto visual durante la entrevista, dice Schawbel. “De esta manera se te toma más en serio y demuestras respeto por la gente que te está entrevistando. Eso también muestra tu interés por el puesto, lo cual es importante porque hay muchas personas que compiten por el trabajo que, si no te muestras lo suficientemente interesado, serás pasado por alto.”

Fenlon está de acuerdo. “Las primeras impresiones sí importan”, asegura. “La entrevista comienza cuando cruzas la puerta. No dejes que pequeñeces como la ropa o el lenguaje corporal hundan tu barco, incluso antes de abrir la boca.”

• No tengas miedo de hacer preguntas. La mayoría de los postulantes cree que son los únicos entrevistados, que es, evidentemente, la manera equivocada de verlo, Schawbel explica. “Es necesario contraentrevistarlos con preguntas relacionadas con el trabajo y el entorno laboral. Averigua lo que les gusta de su trabajo, cómo es un día típico y más sobre el a dónde va el grupo u organización a largo plazo. También hacer preguntas demuestra que eres serio y estás interesado en el puesto.”

• Cuenta historias. “Eso funciona”, dice Fenlon. “No regurgites hechos que están en tu currículum. Usa el poder de las historias personales para transmitir la esencia de lo que eres y lo que es importante para ti. Es más fácil ser entusiasta cuando estás contando una historia que cuando sólo reafirmas hechos.”

• Muestra tu personalidad única. “No te limites y demuestra quién eres durante la entrevista de trabajo, porque así es como podrás conectar con quien te entrevista”, dice Schawbel. Es posible que tengan intereses comunes fuera del trabajo, también, así que no te avergüences de hablar sobre lo que te gusta. Utiliza todo lo que tengas a tu favor y te sentirás mucho mejor contigo mismo y con el trabajo si hay una conexión natural entre tú y el entrevistador.

• Habla acerca de tus habilidades y los talentos únicos que te separan de todos los demás candidatos, añade Schawbel. “Si eres experto en una determinada habilidad, juega esa carta tanto como sea posible durante la entrevista. Mientras que los postulantes se presentan usualmente como generalistas, las empresas quieren contratar a especialistas. Al resaltar tus mayores habilidades que cumplan con el perfil del puesto, puedes sobresalir”.

• Cierra con una bomba, sugiere Fenlon. “Asegúrate de que has sido auténtico y memorable. ¡Ponte de pie para destacar!”

• Da seguimiento. “Después de la entrevista, personalizar un agradecimiento te hará destacar y establecerá un lazo más humano, crea tu red virtual a través de LinkedIn, y toma notas sobre lo que sentiste que salió bien y lo que podría mejorar durante esos momentos”, dice Fenlon.

“Acércate a tu entrevistador de una forma distinta a los demás, define lo que eres y en lo que eres mejor y comunícalo quien te está entrevistando”, añade Schawbel. “Si vas a la entrevista como siempre lo has hecho, obtendrás los mismos resultados. Haz algo diferente, arriésgate y sé tú mismo.”

El personal branding es un proceso constante que seguirá evolucionando a lo largo de su carrera. “¿Quién eres  y lo que te hace único hoy cambiará mañana, esa transformación se dará gracias a las experiencias, habilidades y pasiones que desarrolles a lo largo del camino”, dice Fenlon. Es importante pensar siempre en cómo representarse a sí mismo en cada interacción.

 

Siguientes artículos

¿Pymes a la Bolsa?
Por

Imagina todo lo que podría suceder si tu empresa tuviera la oportunidad de acceder a las mismas condiciones de financiam...