En un equipo hay talento tanto extrovertido como introvertido; sólo hay que saber llevarlo a un desempeño óptimo según su personalidad. Aquí algunas recomendaciones.

 

 

La cultura empresarial de México en los últimos años se ha enfocado en implementar espacios abiertos en sus corporativos para promover la interacción y convivencia de todos los colaboradores.

PUBLICIDAD

Se considera favorable este tipo de iniciativa para el fortalecimiento del trabajo en equipo y lograr un mayor desempeño individual; sin embargo, no todas las personalidades se adaptan a estos modelos.

Debemos estar conscientes que en un equipo existen tanto personalidades extrovertidas como introvertidas, y que cada una usa diferentes métodos para cumplir con sus actividades.

Aquí algunas recomendaciones que te ayudarán a llevar a tus colaboradores a un desempeño óptimo, de acuerdo con su tipo de personalidad:

Introvertidos

  1. Define el tiempo de integración. No es necesario que los colaboradores introvertidos se encuentren involucrados con los demás todo el tiempo. En ciertas situaciones, el estar apartados del tumulto para concentrarse en una tarea, sirve para que se enfoquen en sus objetivos.
  2. Adapta el tiempo de respuesta. Toma en cuenta que las personalidades introvertidas necesitan más tiempo para ejecutar una actividad, ya que antes de iniciarla elaborarán un método para resolverla.
  3. Introvertido vs. Antisocial. Normalmente, al referirnos a una persona introvertida la relacionamos con una personalidad reclusa, cuando en realidad estos perfiles simplemente necesitan espacio. Aun cuando permanecen callados por largos lapsos de tiempo, su mente está trabajando a un ritmo acelerado, lo cual muchas veces resulta en proyectos altamente creativos.

Extrovertidos

  1. Aprovecha su elocuencia. Expertos en “romper el hielo”, los extrovertidos son personas que comenzarán una conversación sobre cualquier tema y llevarán el control. Esto los hace idóneos para involucrarlos en sesiones de capacitación, inducción u organización de celebraciones de la empresa.
  2. Contagia su energía. El ser tan abiertos a expresar sus ideas, estrategias y proyectos, puede servir para motivar y contagiar de la misma energía a otros colaboradores del equipo de trabajo.
  3. Promueve su imagen. Ya que disfrutan conocer gente nueva y socializar con extraños, utiliza a tus colaboradores extrovertidos en eventos en que tu marca tenga que ser representada; ellos sabrán desenvolverse sin problema y ayudarán a fomentar una buena reputación de tu empresa y colaboradores.

 

 

Contacto:

Twitter: @MichaelPageMX

Facebook: michaelpagemx

Página web: Michael Page México

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Malos entendidos de la innovación y bajo crecimiento
Por

De continuar ignorando la falta de competencia y las fallas de nuestro sector financiero, y subestimando el rol del Esta...

También te puede interesar